Francis Boyle advierte sobre la devastación de una guerra termonuclear

10 de septiembre de 2012

10 de septiembre de 2012 — En entrevista con la Hora Noticiosa de Progressive Radio el viernes 7 de septiembre, el doctor Francis Boyle —el mismo día de la entrevista de Lyndon LaRouche con Alex Jones [1]— advirtió enérgicamente sobre las consecuencias de un ataque en contra de Irán o Siria, que llevaría a una guerra termonuclear. El doctor Boyle advirtió que el gobierno de Obama e Israel están llevando al mundo a la guerra termonuclear. Citó un informe reciente de un grupo de peritos británicos que calcula que una primera descarga termonuclear inicial, dirigida solo en contra de Irán, daría como resultado inmediato la muerte de más de 2.8 millones de iraníes, el envenenamiento radiactivo mataría a otros 6 millones más, y grandes partes de toda la región se sufrirían radiaciones, incluyendo zonas en donde Estados Unidos mantiene una enorme presencia naval y de la fuerza aérea. El Dr. Boyle advirtió que una vez más Estados Unidos está preparado para usar armas nucleares, lo cual señala que es algo "desmedido". Señala que "hoy el mundo está en el precipicio de otra guerra mundial" que se podría desatar posiblemente con un ataque a Irán. Advirtió que las armas nucleares tácticas están ahora totalmente integradas a las fuerzas del frente militar, y los comandantes de campo tienen autorización total para determinar cuando usarlas.

Haciéndose eco claramente de las repetidas advertencias de Lyndon LaRouche, el profesor Boyle advirtió que, desde la época de George W. Bush, el verdadero objetivo de la agresión estadounidense es Rusia, no Irán o Siria. Advirtió que cualquier ataque contra Irán desataría una Tercera Guerra Mundial. Según un informe noticioso de Stephen Lendman, el Dr. Boyle declaró que "arriesgar una Tercera Guerra Mundial equivale a amartillar un arma cargada en contra de toda la humanidad y apretar el gatillo. Estados Unidos amenaza a gente inocente a nivel mundial con la extinción masiva. Hoy Siria e Irán. Mañana naciones en cualquier parte de cualquier continente. Rusia y China constituyen la última frontera. Arriesgar un Armagedón es indefendible". El Dr. Boyle cita la Carta de las Naciones Unidas y los Códigos de Nuremberg, y dice que lo que está en juego es la "planificación, preparación, solicitar y conspirar para cometer crímenes de Nuremberg en contra de la paz, crímenes en contra de la humanidad, crímenes de guerra y genocidio". Concluye, según resume Lendman: "Estados Unidos e Israel constituyen las mayores amenazas. El liderato de ambos países refleja un gobierno inconsciente e irresponsable. Que prioridad más grandes existe que pararlos antes de que sea demasiado tarde. No es una amenaza vacía. Su locura pone en peligro a todos... Vivamos libres o pereceremos en un páramo radioactivo. Puede suceder en cualquier momento. Una acción preventiva sostenida es la única forma de pararlo. No funciona tratar de razonar con bribones. Frente a ellos lo que procede es el activismo".

Vínculos: [1] http://larouchepac.com/node/23849