La Reserva Federal aumenta la dosis de heroína hiperinflacionaria de los mercados adictos

15 de septiembre de 2012

15 de septiembre de 2012 — La Reserva Federal (Fed) anunció ayer que empezaría de inmediato un programa para aumentar sus participaciones en los "valores de agencias federales respaldados por hipotecas" en $40 mil millones de dólares al mes; continuará con su programa de intercambiar valores de corto plazo por unos de más largo plazo ("Operación Intercambio"); y usar los pagos que recibe de los valores de agencias federales respaldados por hipotecas que tiene para comprar más de los mismos. En conjunto, anunció la Fed, estas acciones aumentarían su portafolio de valores de largo plazo en unos $85 mil millones al mes de aquí hasta el fin de año.

La Fed agregó además que espera continuar su "orientación altamente acomodaticia... por un período considerable de tiempo hasta después de que la recuperación económica se fortalezca", y que espera mantener la tasa de los fondos federales —actualmente de cero a 0.25 de punto porcentual— a "niveles excepcionalmente bajos" hasta por lo menos mediados del 2015. La votación fue de 11-1, en donde solo el presidente de la Fed de Richmond, Jeffrey Lacker votó en contra.

Con la maniobra del jueves —promocionada como otro "Alivio Cuantitativo 3", como le dicen ahora a la impresión de dinero— la Fed se quitó la máscara de un pretendido limite a los rescates, a favor de un programa sin límite, la fase final hiperinflacionaria. Desde que surgió la crisis públicamente en septiembre del 2008, la hoja de balance de la Fed se ha remontado de menos de un billón a $2.8 billones de dólares. De estos, unos $1.65 billones son deuda del Tesoro de EU, lo que coloca a la Fed muy por arriba de China ($1.16 millones en junio) como poseedor de la deuda federal de EU y es ahora el mayor comprador de dicha deuda.

La maniobra de la Fed se produjo un día después de la capitulación de Alemania ante el plan fascista de rescate europeo. Ambas acciones reflejan la quiebra irremediable del sistema global en picada fuera de control. Y la Fed, como hemos visto, respalda a todos los bancos con gran cantidad de derivados financieros, ya sea que estén domiciliados en EU o en otra parte. Está protegiendo al imperio brutánico, no a Estados Unidos.