EU fue advertido tres días antes del ataque en Libia; Rice lo niega

17 de septiembre de 2012

17 de septiembre de 2012 — Funcionarios de seguridad de Libia se reunieron con funcionarios de la embajada estadounidense tres días antes de los ataques en contra del consulado en Benghazi, para advertirles que su situación de seguridad se estaba deteriorando, informó CNN. Jamal Mabrouk, miembro de la Brigada 17 de Febrero, dijo que él y otro comandante de batallón se habían reunido con funcionarios de Estados Unidos y les habían dicho que la situación era "aterradora, nosotros estamos espantados".

El presidente libio Mohamed Yousef El-Magariaf dijo el domingo 16 en el programa Face the Nation de la cadena de televisión CBS que "la forma en que actuaron y se movieron estos perpetradores..., yo creo que nosotros —y ellos escogieron la fecha específicamente para esas supuestas manifestaciones— yo creo que nosotros no tenemos, no nos deja lugar a dudas de que este fue un plan premeditado y determinado... Fue planeado, definitivamente. Fue planeado por extranjeros, por personas que ingresaron al país hace unos cuantos meses. Y estuvieron planeando este ataque criminal desde que entraron al país".

Frente a estos informes contundentes, la embajadora de EU ante la ONU, Susan Rice dijo descaradamente en el programa "This Week" que los ataques habían sido espontáneos. "Nuestra mejor evaluación actualmente, basada en informes que tenemos al presente, es que, de hecho, esto empezó como una respuesta no premeditada, fue espontánea, de lo que se había desprendido de El Cairo", alegó Rice. "Nosotros creemos que los tipos en Benghazi, un pequeño número de personas llegaron hasta la embajada, o al consulado más bien, para replicar el tipo de desafío que se había suscitado en El Cairo" dijo Rice. "Y después en la medida en que se desarrollaban los hechos, parece que se vieron presa, digamos, de algunos grupos de extremistas que entraron con armas de grueso calibre. Y a partir de ahí evoluciono".