La movilización de las fuerzas armadas de EU en el Mediterráneo y Golfo Pérsico reduce el umbral para la guerra

17 de septiembre de 2012

17 de septiembre de 2012 — En su mensaje radial de los sábados, el presidente Obama prometió rastrear a las personas responsables por el ataque en Benghazi, en tanto que la agencia noticiosa AP reportaba que la Armada de EU estaba moviendo dos buques de guerra a tomar posiciones en la costa de Libia, a la vez que se están enviando más espías, infantería de marina y aviones robot a ese país. Así que Nerón se va a quedar despierto a altas horas de la noche, satisfaciendo su ansia de asesinar, decidiendo quien es el próximo en morir.

Así mismo, para agregar a la escalada militar confrontacionista por toda la región, empezó este 15 de septiembre el programado ejercicio militar de 12 días con la participación de 25 naciones en el Estrecho de Ormuz. El diario londinense Daily Telegraph dió la noticia con el encabezado "Armada de la potencia naval británica se concentra en el Golfo en tanto que Israel se prepara a atacar a Irán". Las maniobras en la región, las más grandes en la historia, van a practicar romper un posible bloqueo iraní del Estrecho; ejercicios de detección de minas; y destrucción de aviones de combate, buques y baterías antimisiles costeras iraníes. El ejercicio incluye tres grupos de combate de portaaviones tipo US Nimitz, 12 buques de guerra, incluyendo cruceros con misiles antibalíticos, fragatas, destructores, y barcos de asalto que transportan miles de infantes de marina de EU y fuerzas especiales.

Los británicos también tienen ahí una fuerte presencia. El secretario de la Defensa de Gran Bretaña, Philip Hammond anunció que ellos "están determinados a trabajar como parte de un esfuerzo de la comunidad internacional para asegurar el libre transito en las aguas internacionales del Estrecho de Ormuz". El artículo del Telegraph también cita a una fuente de la defensa británica no identificada que dice: "Si tenemos que llegar a la guerra, habrá una carnicería. Las bajas iraníes serían enormes pero ellos estarían en capacidad de infligir severos golpes a EU y Gran Bretaña. La Guardia Republicana Iraní está bien entrenada en guerra asimétrica y usarían ataques rápidos y masivos para hundir o dañar seriamente nuestros barcos. Este es un conflicto que nadie quiere, pero la retórica israelí es implacable".

Hay un elemento de verdad en todo esto, comentó Lyndon LaRouche, a menos por supuesto, que esto escale hasta una guerra termonuclear. Esa es la verdadera cuestión.