Aumenta la presencia militar en la región de Irán. Rusia realiza dos series de ejercicios militares

18 de septiembre de 2012

18 de septiembre de 2012 — Además de las maniobras militares conjuntas de 25 naciones, encabezadas por Estados Unidos, que se llevan a cabo actualmente en el Golfo Pérsico, y el despliegue de portaviones británicos y franceses en el Mediterráneo oriental, Rusia ha iniciado ahora un conjunto de maniobras militares que se habían programado previamente. Toda la región al norte y sur de Irán es un polvorín, en donde cualquier paso en falso puede crear una confrontación entre las superpotencias. Lo más imponente son las maniobras militares Kavkaz-2012 en el sur de Rusia, que comenzaron el lunes 17 y continuarán hasta el 23 de septiembre. El Presidente Putin estuvo presente en el inicio del despliegue y la supervisión de estas maniobras del comando estratégico está a cargo del Jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia, general Makarov. La agencia Ria Novosti informó que este será el ejercicio militar de mayor escala este año, el cual incluirá disparos de los sistemas de misiles balísticos Iskander.

Desde principios de este año, LaRouchePAC ha hecho seguimiento a las actividades de las fuerzas armadas rusas en la región, en el contexto de las amenazas de hostilidades contra Irán y una posible confrontación nuclear con Estados Unidos. Lo que sigue es un repaso de nuestra cobertura anterior:

En particular, el bien informado analista militar de Nezavisimaya Gazeta informó el 17 de enero que el Estado Mayor ruso estaba contemplando "ejercicios del personal a gran escala con relación a un posible ataque de Estados Unidos e Israel contra Irán"; estas maniobras se realizarían en septiembre y participaría las Fuerzas de Misiles Estratégicos. Más aún, en ese entonces se informó que el guión para las maniobras mayores Cáucaso-2012 "diferiría de los ejercicios del año pasado en esta serie, ya que serán de mayor escala y con mayor semejanza a las condiciones reales militares y políticas actuales", incluyendo un escenario de "una posible guerra de Estados Unidos y varios otros países en contra de Irán, así como otros conflictos posibles en la región del Caspio y del Cáucaso Sur".

Otra de las diez distintas maniobras que realizan en este mes las fuerzas armadas rusas son los juegos de guerra de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva que se realizan en Armenia. Dos mil efectivos de Rusia, Armenia, Bielorusia, Kazajistán, Kirguistán y Tayikistán participan en estas maniobras del 15 al 19 de septiembre que destaca el despliegue rápido de una fuerza militar para repeler un ataque enemigo en las montañas. Participará la fuerza aérea y unidades de artillería, incluyendo sistemas de descargas. Otros ejercicios planeados incluyen lanzamiento de tropas en paracaídas y una operación para destruir una banda de militantes ocultos en una villa de la montaña. Los ejercicios se llevan a cabo en medio de una tensión latente entre Yerevan y Baku (Azerbaiyán) debido a que este último perdonó y promovió a Ramil Safarov (un soldado azerí extraditado que había dado muerte a un armenio) así como el acercamiento de Azerbaiyán con Europa después de que el jefe de la OTAN Anders Fogh Rasmussen alabó al país y a su Presidente Ilham Aliyev que viaja mañana a Francia. Los ejercicios militares no tienen precedente en la historia de las fuerzas armadas armenias, declaró el Ministro de la Defensa de Armenia, Seyran Ohanian al inicio de las sesiones del programa Interacción-2012. El objetivo apunta a crear una fuerza regional que pueda neutralizar amenazas potenciales, explicó.