Saudíes y cataríes transportan a Al-Qaeda a Siria

21 de septiembre de 2012

20 de septiembre de 2012 — El periódico sirio Tahwra al Wehda destaca en un artículo titulado "La primavera americana de Al-Qaeda" que al-Qaeda, siempre financiada por el régimen wahhabi de la Casa de Saud, ahora es transportado a Siria para librar su pelea en contra del régimen de Bashar al-Assad. Estos terroristas son transportados desde Yemen y las fronteras con Pakistán y Afganistán. Es evidente que el traslado cuenta con la bendición de los gobiernos de Obama y de Cameron.

El artículo destaca el papel del príncipe Bandar bin Sultan, jefe de la inteligencia saudí, en esta nueva jugada. Dice: "Exclusivamente, la Casa de Saud aportó el apoyo financiero, político, religioso y de los medios noticiosos para al-Qaeda. Este apoyo se fortalece específicamente con el nuevo papel político de Bandar bin Sultan al convertirse en el jefe de la inteligencia saudí. La relación de Bandar con al-Qaeda se remonta a los años iniciales del surgimiento de la red terrorista, cuando el era su Alto Comisionado [embajador] de enlace en EU. Sin embargo, los ataques del 11 de septiembre cortaron la relación y disminuyeron su cobertura en los medios, excepto por raras ocasiones. No obstante, el gobierno estadounidense era consciente de que la relación no estaba totalmente muerta, y se ha revitalizado en los últimos dos años".

Es interesante hacer notar que el Talibán en Afganistán ha aceptado iniciar pláticas con Estados Unidos para resolver el problema de quién va a compartir el poder en Kabul después de que se retiren parcialmente las tropas de la OTAN y Estados Unidos, en el 2014. Los dirigentes del Talibán alegan que ellos están listos para romper sus vínculos con al-Qaeda, una exigencia que Estados Unidos viene haciendo al Talibán desde hace varios años. Quizás, la razón por la cual el Talibán salió con este acuerdo, se deba a que los miembros de al-Qaeda, o salieron ya de Afganistán, o están en el proceso de irse a Siria. Washington ha alegado desde hace mucho que ellos mataron a la mayoría de los miembros del al-Qaeda. Pero es muy probable que estas afirmaciones sean falsas.

Así que, ahora, en lo que está involucrado el gobierno de Obama, es en el despliegue de grupos terroristas para desatar la violencia en Siria con el fin de forzar otro cambio de gobierno más y arrojar a Siria a una situación de violencia y caos.