Barack Obama le "sacó los ojos" a la inteligencia de EU en Libia y el Medio Oriente

26 de septiembre de 2012

26 de septiembre de 2012 — Barack Obama ha cegado las capacidades de inteligencia de EU por todo el Medio Oriente con su servilismo para con Gran Bretaña y tiene que ser expulsado de su cargo, reiteró hoy Lyndon LaRouche.

Nuevas revelaciones sobre la magnitud de las amenazas de las fuerzas neo-salafistas anglo-sauditas que asesinaron al embajador de EU, Chris Stevens, y otros tres estadounidenses, muestra que el ataque fatal y las posteriores escaramuzas para encubrir la culpa criminal de Barack Obama al no proteger al embajador estadounidense, muestran, en palabras de una fuente oficial de inteligencia de EU que cita el diario New York Times, "una pérdida de inteligencia catastrófica". Un funcionario estadounidense que trabajó en Libia le dijo al New York Times, en nota fechada el (23 de septiembre, que "nos sacaron los ojos" debido a la falta de seguridad. No solo saquearon el consulado, informa el Times, sino que también fue destruido y saqueado un anexo cercano que se identifica como una "casa de seguridad" provisional. Se cree que ahora están en peligro las identidades de los libios que colaboraban con la CIA y otras agencias de inteligencia de EU como fuentes en contra de la organización neo-salafista Ansar al Sharin y Al Qaeda en el Maghreb Islámico (AQMI).

El Times informa que "entre las más de dos docenas del personal estadounidense evacuado" de Benghazi después del asalto "había una docena de operativos de la CIA y contratistas" que estaban ahí realizando actividades de vigilancia, recabar información sobre una "gama" de grupos armados antiestadounidenses, y rastrear el tráfico de armas, incluyendo misiles portátiles y armas químicas. La misión de la CIA, según informa el Times, era mucho más grande de lo que creían muchos funcionarios del gobierno libio posterior a Gadafi —incluyendo al viceprimer ministro Mustafa Abushagour— y eran claves para entrenar al nuevo servicio de inteligencia libio.

Ahora, dice el Times, la CIA y otros operativos de inteligencia están "esparcidos por toda Europa y Estados Unidos". Esto no solo pone en peligro la misión de inteligencia para contrarrestar a Al Qaeda y fuerzas relacionadas, sin que también está en peligro la investigación sobre el asesinato del embajador Stevens y demás. Los testigos estadounidenses salieron de la zona y no se sabe si se va a poder obtener "mucha evidencia forense" de los sitios que estuvieron en posesión de los atacantes y fueron saqueados.

La investigación, dice el Times, se ha enfocado a indagar si los atacantes eran miembros de AQIM, o estaban en comunicación con ellos durante los ataques en las dos localidades distintas. Hay un lapso de más de cuatro horas en los ataques, pero todavía está por conocerse donde estaban las fuerzas de defensa y refuerzo.

Los funcionarios del gobierno de Obama siguieron mintiendo y encubriendo con declaraciones anónimas al Times. Esos funcionarios, confrontados con la investigación del Times sobre el "serio revés" a los esfuerzos de la CIA, "reconocieron" la "seriedad del revés" pero insistieron en que continúan con la recaudación de inteligencia. "EU está lejos de quedar ciegos en Benghazi o el este de Libia" dijo el funcionario mentiroso.

Lyndon LaRouche, quien está exigiendo la inmediata salida de Obama de su cargo después de los ataques en Benghazi, dijo hoy que Obama está cegando la inteligencia de EU no solo en Libia sino por todo el Medio Oriente. Obama es un peligro para la nación, y si se vuelve a ser Presidente, la civilización está condenada. Esa es la razón de porqué, enfatizó LaRouche, Bill Clinton tiene que romper con Obama ya. La nación no va a poder sobrevivir una reelección de Obama como Presidente, pero Obama no sería ahora un probable prospecto presidencial si no fuera por lo que Clinton está haciendo para apoyarlo.