El neoconservador Barry Rubin ataca la toma de los salafistas en Siria, pero Tony Blair todavía defiende a los jihadis

27 de septiembre de 2012

25 de septiembre de 2012 — 2 • 11:22 AM

Barry Rubin, quien fue una de las fuentes estadounidense-israelí para integrar el expediente amañado que presentó Tony Blair el 2002 para desatar la guerra en Irak, ahora está advirtiendo sobre el desastre que resultaría derrocar a Assad para poner en su puesto a los islamistas de la Hermandad Musulmana respaldados por Turquía, Arabia Saudita y Catar. Ahora Rubin dice que Estados Unidos debe detener de inmediato todas sus operaciones que ayuden a la oposición de la "Hermandad Musulmana, los salafistas y los yihadistas" a tomar el poder en Siria.

Aunque Tony Blair, titiritero de Obama, no la piensa dos veces para respaldar a los yihadistas. En una entrevista que le dio el 24 de septiembre al programa Today Show de la cadena de televisión NBC, le preguntaron a Blair acerca de los ataques a Estados Unidos en Libia y otras partes, y dijo: "Si yo, si yo fuera tú en Estados Unidos, no me preocuparía. No me preocuparía que no me quisieran. Ese no es tu papel en el mundo, ¿cierto? Tu papel es el de ser fuerte, y tu eres fuerte". (Esta es la misma cantaleta que solía decirle a su marioneta anterior, "Tribilín" Bush.)

Blair completa su consejo con la mentira de que en Libia hay enormes "manifestaciones de rechazo" contra las milicias que asesinaron a los estadounidenses en los ataques del nuevo 11 de septiembre.

Por su parte, Rubin dice lo contrario a la línea de Blair en un artículo que se publicó ayer el lunes 24 en The Jewish Press[1]:

"La guerra civil en Siria ya cruzó la línea roja. Algunas personas piensan quizás que esto ya sucedió hace algunas semanas o meses pero en todo caso ahora es claramente cierto. La posibilidad de la toma del poder por los islamistas (Hermandad Musulmana, los salafistas, y los yihadistas) ha aumentado tanto que es mejor congelar la intervención de Occidente. En otras palabras, Occidente no debería seguir ayudando a la rebelión y debe considerar poner alto a los esfuerzos que llevan esa dirección. Aquí tienen un hecho tan contundente que debería ser el punto central de cualquier discusión sobre Siria.

"Es tan importante que voy a destacarlo: El Gobierno de Obama está respaldando a Turquía (islamista) como distribuidor de las armas que suministra Catar (oportunistamente a favor de los islamistas). Turquía y Catar quieren darle a la Hermandad Musulmana el monopolio sobre las armas recibidas a pesar de que la mayoría de los rebeldes no son islamistas e inclusive están en contra de los islamistas. En tanto esto sucede, el gobierno de Obama trabaja directamente para instalar un régimen revolucionario islámico en Siria que va a perturbar a la región, ayudará a hacer trizas los intereses de Estados Unidos, y entrará en una guerra con Israel por décadas. Un grupo de senadores republicanos no ve ningún problema en esta estrategia. Realmente, es mucho peor. Debido a sucesos históricos, la Hermandad Siria es más radical que su contraparte egipcia".

Enlaces:

[1]

http://www.jewishpress.com/indepth/analysis/rubin-reports/syria-is-the-proposed-cure-worse-than-the-status-quo/2012/09/23/