"Los aviones robot de Obama le llevan a Pakistán el mismo horror que los cohetes de Hitler"

27 de septiembre de 2012

27 de septiembre de 2012 –- "Como los aviones robot de Obama le causan a Pakistán el mismo horror que los cohetes de Hitler en la Segunda Guerra Mundial", es el encabezado con el que la "Coalición Paremos la Guerra" de Gran Bretaña reprodujo el artículo del diario Guardian firmado por Clive Stafford Smith, un abogado británico que participó en la elaboración del informe "Viviendo bajo los aviones robot" de las Universidades de Nueva York y Stanford.

Smith compara la matanza con aviones robot de Obama con los bombardeos de terror de los nazis en Londres en 1944 (a los que, no lo dice, siguieron después los bombardeos de terror del Reino Unido y EU en contra de ciudades alemanas). Smith cuenta la historia de su madre, en ese entonces de 17 años, quien estaba en Londres en ese tiempo, y cómo ella sabia que los aviones robot de los nazis mataban indiscriminadamente.

"Así que poco ha cambiado" escribe Smith. "Actualmente la doctrina de la Real Fuerza Aérea nos dice, eufemísticamente, cómo 'el impacto sicológico del poderío aéreo, desde la presencia de UAV [vehículos aéreos no tripulados] hasta el ruido generado por la aproximación del helicóptero de ataque, han resultado con frecuencia ser extremadamente efectivos en ejercer influencia' ".

"Yo espero que este informe nos recuerde todo lo que los EU, con apoyo británico, le están haciendo al pueblo de Pakistán. Quizá entonces va a haber menos sorprendidos por el odio que está engendrando la guerra con aviones robot en el mundo islámico y habrá una oportunidad de que se reconsidere lo que estamos haciendo".

* Glenn Greenwald, quien ahora escribe para el Guardian de Londres, hace recaer la responsabilidad por esta campaña de terror y crímenes de guerra directamente en Barack Obama, citando no solo los asesinatos y mutilaciones de civiles, sino la supresión sistemática de información sobre las muertes de civiles. Y como es usual, Greenwald es especialmente cáustico con los demócratas y los "progresistas" que ahora aplauden ciegamente lo que ellos mismos denunciaron cuando Bush y Cheney lo realaban a una escala mucho menor.

"Los demócratas se pasaron varios días en su convención hace dos semanas aplaudiendo a rabiar y coreando consignas siempre que el presidente Obama proclamó el uso de la violencia y la fuerza", escribe Greenwald. "Estan celebrando a un dirigente que está aterrorizando varias partes del mundo musulmán, matando repetidamente niños, poniendo de blanco a rescatistas y dolientes y perpetuando la autoridad para que ejerza los poderes más extremos en secreto total y sin tener que rendir cuentas a nadie; todo esto mientras el aumenta, no disminuye, la probabilidad de nuevos ataques. Este nuevo informe de las universidades Stanford y NYU no es más que el último de una larga serie de evidencia que prueba todo esto".