Panetta: No a un ataque unilateral de Estados Unidos contra Siria

28 de septiembre de 2012

28 de septiembre de 2012 — Durante un informe a la prensa en el Pentágono el pasado jueves 27, el Secretario de Defensa, Leon Panetta, acompañado del Jefe del Estado Mayor Conjunto, general Martin Dempsey, descartó públicamente la idea de un ataque de Estados Unidos contra Siria sin el respaldo de la "comunidad internacional". Al responder la pregunta de un periodista con respecto a la llamada que hizo el Emir de Catar, a principios de esta semana, por una intervención militar árabe en Siria, Panetta dijo que el curso a seguir mas eficiente sería el que lleva Estados Unidos, o sea, hacer presión diplomática y económica sobre el Presidente sirio Bashar al Assad hasta que renuncie. Para ese fin, Estados Unidos está haciendo varias cosas, lo que incluye la ayuda para proporcionar asistencia humanitaria a los refugiados sirios, vigilar los lugares donde hay armas químicas en Siria, y darle asistencia a la oposición.

Sería "un error serio que Estados Unidos se embarcara en ese tipo de intervención por nuestra cuenta", dijo Panetta. "Si la comunidad internacional decide que ese es el paso que la comunidad internacional quisiera dar, entonces obviamente seríamos parte de ello. Pero con la ausencia de este tipo de respaldo amplio, creo que si Estados Unidos lo hiciera eso sería un error".

Resulta que Panetta se va a reunir con los líderes del Concejo de Cooperación del Golfo (CCG) al margen de la reunión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, mañana. El CCG incluye no solo a Catar, sino además Arabia Saudita, ambos de los cuales están jugando papeles sucios en la violencia en Siria. Aunque los puntos a tratar en la reunión no se han dado a conocer, es muy posible que incluya una discusión sobre Siria e Irán. Esta mañana en el Pentágono, el general Dempsey se reunió con su contraparte saudí en el Pentágono, el Jefe del Estado Mayor, teniente general Hussen ibn Abdullah al-Gubayel. Dempsey informó que la discusión versó sobre la inquietud de Arabia Saudita sobre la influencia iraní tanto en Siria como en Yemen, y también hablaron sobre una cooperación militar más cercana entre Estados Unidos y Arabia Saudita, en la esfera de defensa tanto marítima como aérea.

El tema del ataque del 11 de septiembre de 2012 al consulado de Estados Unidos en Benghazi, Libia, también se tocó en el informe. Panetta afirmó que no se supo claramente que había pasado en Benghazi hasta que no tuvimos todos los "detalles", y "tomo un tiempo" hasta que pudiéramos determinar que, de hecho, había sido un ataque terrorista. Y sobre quien lo hizo, el dijo que no se iba a saber si Al Qaeda había sido responsable del ataque hasta que el FBI llevara a cabo su investigación, y lo tomó por sorpresa que una periodista le dijera que el FBI ni siquiera se encuentra en el sitio todavía, porque decidieron que es demasiado peligroso.