No sigas la tendencia, ¡créala!

1 de octubre de 2012

1 de octubre de 2012 — En entrevista con el noticiero Fox el 28 de septiembre el ex gobernador de Arkansas, Mike Huckabee dijo:

"Digamos la verdad simple y llana, no hay forma de endulzar esto: Nos mintieron. Nos han mentido descaradamente. Ellos saben que mintieron. Es como si los aviones que se estrellaron en contra del World Trade Center, y alguien dijera 'esos no son más que accidentes; los aviones perdieron el curso'. Todo mundo con dos ojos y con un Cociente Intelectual por arriba del entendimiento vegetal entiende que lo que sucedió en Egipto y lo que sucedió en Libia, no fue una reacción espontánea a un estúpido video de 13 minutos en YouTube. Fue un ataque planeado, coordinado y orquestado por terroristas. ¡Terroristas!

"Y esta Casa Blanca tiene que explicar porque ¡no ha confesado esto, por qué no puede decirlo! Y yo pienso, francamente, que si este asunto obtiene la tracción que merece, y déjenme decirlo, que se merece, retrocedamos: Richard Nixon fue forzado a renunciar a su cargo porque mintió y porque encubrió ciertas cosas. Yo voy a ser totalmente franco sobre esto y decirles lo siguiente: nadie murió en el caso Watergate. Tenemos ahora personas que han muerto debido a esto y hay preguntas que necesitan respuestas y el pueblo estadounidense tiene que exigir respuestas".

(Ver: http://www.youtube.com/watch?v=9MT1eJOYbk&feature=player embedded [1]

Político, 28 de septiembre: el congresista Peter King (R-N.Y.) pidió la renuncia de la embajadora de EU ante las Naciones Unidas, Susan Rice, por haber dicho inicialmente que el asalto mortal del 11 de septiembre al consulado norteamericano en Benghazi, Libia, había sido espontáneo.

El presidente de la Comisión de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes, Peter King, dijo en CNN: "Yo creo que este fue un fracaso de tales dimensiones en el mensaje y el liderato en política exterior, errores tan garrafales sobre los hechos que se conocían en ese momento —que ella saliera en todos esos programas y convertirse de hecho en nuestra vocera ante el mundo y desinformar al pueblo estadounidense y a nuestros aliados y países alrededor del mundo, para mi, alguien tiene que pagar el precio por esto".

Al mismo tiempo, el general Martín Dempsey y el Estado Mayor Conjunto intensificaron de nuevo su lucha para impedir que Obama lance a muy corto plazo una tercera guerra mundial termonuclear, mediante un artículo extenso que puso en la Internet el laureado escritor Mark Perry en la revista Foreign Policy del 27 de septiembre, bajo el encabezado engañoso de "La opción Entebbe".

La principal fuente de Perry en su artículo, un "alto planificador de guerras del Pentagono" que tuvo que haber sido ya sea el general Dempsey o alguien cercano a el, establece que Netanyahu está muy cerca de lanzar la guerra en contra de Irán por órdenes de Obama. El supuesto desarrollo iraní de armas nucleares —lo cual la inteligencia de EU insiste en que no está sucediendo—es el pretexto del próximo ataque de Obama y Netanyahu, si bien no es su objetivo. El objetivo es forzar a Estados Unidos, en contra de su voluntad, a irse a la guerra en contra de Irán y después, contra Rusia, China y otros.

O como le dijo el almirante retirado Bobby Ray Inman a Perry: "Toda esto sobre 'líneas rojas' y ultimátums es solo la forma en que Israel está tratando de hacernos que digamos que cuando ellos empiecen a disparar, nosotros vamos a empezar a disparar".

"Nuestro compromiso con Israel ha sido el más sólido que haya tenido ningún aliado y muchos oficiales están orgullosos de eso" dijo el teniente general Robert Gard, un oficial retirado del Ejército. "Pero lo hemos hecho para que se pudieran defender. No para que ellos pudieran iniciar una tercera guerra mundial".

Un lector ingenuo pudiera imaginar que es Netanyahu y no Obama la fuente del peligro de guerra, debido a las fuentes militares de Perry y la consigna conscientemente falsa de que el Presidente y las Fuerzas Armadas tienen la misma línea, cuando en realidad, no hay nada más lejos de la verdad. El que, por el contrario, es Obama el que le ordenó a Netanyahu que se fuera a la guerra, se puede probar con el editorial de julio del 2009 del periódico Yisrael Hayom que el "alto planificador de guerras del Pentágono" citado por Perry dice que refleja exactamente las órdenes de Obama a Netanyahu. Como lo resumió en esa época el Ministro de Relaciones Exteriores de Israel, dice:"Estados Unidos van a intentar sostener un dialogo con Irán, aunque le queda claro también al presidente Obama que las posibilidades de éxito son muy mínimas". El autor cree que el presidente de EU "preferiría que no hubiera un ataque israelí, pero no está preparado para aceptar responsabilidades por la seguridad de Israel si fracasa [en estas negociaciones con Irán, como espera que suceda] y EU evita que Israel ataque. Por lo tanto se plantea que si bien Israel no tiene la luz verde para atacar a Irán, tampoco tiene luz roja. La decisión es de Israel. EU no va a ayudar o estorbar. La responsabilidad es del gobierno de Israel. Esto, más o menos, es lo que el Presidente y el Vicepresidente dijeron y no dijeron".

¿Entendieron? Los Estados Unidos han aceptado la "responsabilidad" por la seguridad de Israel desde su fundación en 1948, y por eso es que está todavía ahí. Pero, si fracasan las llamadas negociaciones de Obama con Irán, como el espera que suceda, e Israel no ataca a Irán, entonces se pone fin a la responsabilidad de EU sobre la seguridad de Israel: "Estás por tu cuenta". Exactamente como despotrica Netanyahu: ¡es el Holocausto de Hitler, y nadie nos va a salvar más que nosotros mismos! Todo lo cual es como decir: "¡Sí!, ¡Ataquen!"

En un problema estrechamente relacionado: el desquiciado discurso de Netanyahu en la ONU el 27 de septiembre, en el que ondeó un dibujo de caricatura de una bomba dibujada en un cartoncillo, forzó a muchos observadores a llegar a la conclusión de que se veía y sonaba trastornado. Pero incluso antes de ese discurso, Sefi Rachlevsky, un autor israelí de los más leídos, publicó el 26 de septiembre en el Ha'aretz un artículo firmado titulado "El primer ministro no es apto para el cargo". Rachlevsky establece que la incapacidad sicológica de Netanyahu, es decir locura, es conocida por todos, como lo atestiguan las repetidas advertencias públicas de dirigentes militares retirados o en servicio activo y del ex presidente Shimon Peres, en contra de las intenciones de Netanyahu de llevar a Estados Unidos a la guerra en contra de su voluntad ¡antes de noviembre!

Ha llegado el momento de insistir abiertamente en lo que todo mundo sabe: ¡el gabinete tiene que reemplazar de inmediato al primer ministro sicológicamente incompetente!

El punto es el siguiente: si hay gente con el coraje suficiente para decir eso en el pequeño Israel, ¿en donde están los equiparables dirigentes de la "superpotencia", EUA? La locura de Obama es mucho peor que la de Netanyahu y por supuesto mucho más mortal.

Finalmente, volviendo al punto que señaló anteriormente Mike Huckabee: Después del intenso proceso organizativo, volanteo y días de acción de LaRouche PAC sobre este tema, el tránsfuga senador John Kerry se vio forzado a tratar de contrarrestarnos el 28 de septiembre, con un intento por hacer que firmaran todos los miembros de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, de ambos partidos, una carta al Departamento de Estado en donde le exigen respuestas por el ataque en Benghazi ¡después del 6 de noviembre!

Esto tiene que ver por un lado con el papel de tránsfuga de Kerry, como con su intento de quedarse con el puesto de Secretario de Estado, en preferencia a la abominable Susan Rice, en lo que él espera sea el segundo mandato del gobierno de Obama, ¡un gobierno que los patriotas no pueden permitir que suceda!

Vínculos:

[1] http://www.youtube.com/watch?v=9MT1eJOYbk&feature=player_embedded