Expiró el 30 de septiembre la ley agrícola quinquenal sin sustituto; se extiende el caos en la agricultura

4 de octubre de 2012

2 de octubre de 2012 — El 30 de septiembre expiró la ley agrícola quincenal del 2008, sin que la reemplace una nueva ley agrícola. Esto significa el caos para la agricultura y garantiza que haya escasez de alimentos en medio de condiciones climáticas extremas. El gobierno de Obama está presidiendo esta crisis en completo acuerdo con la intención del agonizante sistema financiero imperialista británico: despoblar y destruir los estados nacionales. El más golpeado es todo el sector lechero de EU. Se espera que en California, el principal estado productor de leche en EU, y uno de los centros lecheros más grandes del mundo, dejen de operar en los próximos 90 días entre un ¡25% y un 30% de todas productoras lecheras!

Técnicamente, sin una nueva ley agrícola, la política agrícola se revierte hoy a lo que se llama la ley permanente, la de 1949. Esta fue una ley posterior a la II Guerra Mundial que se basa parcialmente en los precios de garantía, en la que todavía funcionaba el principio de garantizar la seguridad alimenticia nacional, mediante la autosuficiencia alimenticia, con controles a la producción y apoyo a los precios de los granjeros con base en precios de garantía. Pero no existen motivos para esperar que el gobierno federal retome esta ley de 1949, que entra en efecto por omisión, como la base para sus acciones. Lo que nos espera es el caos y escasez en los alimentos.

Uno de los programas que continuará, es el llamado SNAP, el programa de ayuda alimenticia nacional llamado estampillas para alimentos, debido a una autorización previa del Congreso este verano, hasta marzo del 2013; igualmente siguen vigentes los pagos federales de los seguros de cosechas (que se hacen mediante subsidio federal a las 15 principales firmas de seguros privadas)

(NOTA: SNAP representa hasta el 80% del presupuesto anual del Departamento de Agricultura de EU debido a que hay tantas personas que califican para recibirlo debido al empobrecimiento. Más de 47 millones según los últimos registros)

Pero otros programas agrícolas críticos quedan descontinuados súbitamente, como el MILC, (Milk Income Loss Contract), el sistema de apoyo a los precios mínimos para los agricultores lecheros, la parte de la agricultura que depende más de una capitalización y actividad más intensiva y de largo plazo, y que involucra productos altamente perecederos.

MILC ha servido como una red de seguridad débil aunque crítica en los últimos meses debido a que los precios agrícolas fijados por el "mercado" para la leche están por debajo de los costos de producción, desde que se remontaron hasta las nubes los precios del alimento para ganado y el gobierno de Obama no hizo nada. MILC expiró en agosto y en el proyecto de ley elaborado por el Senado y la Cámara de Representantes para reemplazar la ley anterior se incluye medidas similares, pero no se ha convertido en ley. Ahora Estados Unidos tiene asegurado un desastre en el abasto de leche. También hay que considerar que el nivel de producción actual en EU ya está por abajo del nivel de consumo. La diferencia la compensan los mega carteles (Kraft, Dean etc.) fabricando productos "lácteos" falsos usando sustancias lácteas importadas (grasas, caseína, etc.)

Desde el 2008, California ha perdido 300 granjas lecheras; para enero del 2012, quedaban 1,668 en el estado, pero cientos de estas están al borde de la liquidación, incapaces de obtener financiamiento para continuar.

Los dirigentes agrícolas estatales, sin importar su afiliación política, están denunciando al unísono el pantano federal por todo el país. Dos ejemplos:

Wisconsin. MILC "protege a los agricultores lecheros de la baja en los precios de la leche, y le permite a muchas granjas lecheras por lo menos seguir funcionando" es la descripción de Darin Von Ruden, presidente de la Unión Agrícola de Wisconsin, con sede en Chippewa Walls, en una columna huésped en el Chippewa Herald del 28 de septiembre. "Se deja a los agricultores en una situación incierta sobre programas importantes necesarios para tomar las decisiones de cosechas y negocios, especialmente cuando apenas empezamos a salir de una sequía severa".

Maine. Jon Olson, secretario ejecutivo de la Organización Agrícola de Maine, dijo que la ley agrícola bloqueada en Washington afecta a todas las granjas del estado pero las más afectadas son las granjas lecheras. Maine tiene 300 granjas lecheras, todas empresas familiares, y plantas de procesamientos lácteos. El director de la Asociación de la Industria Lechera de Maine, Julie-Marie Bickford dijo que le cuesta a los granjeros lecheros de Maine $28 producir 100 libras de leche, por los que les pagan $18. "Nadie nunca se imaginó que íbamos a ver precios de $8 por el bushel de maíz o $4.30 por el diesel. EL MILC es el único programa que existe que reconoce nuestros costos en los insumos".