Rogozin externó un alerta categórico sobre los planes de defensa antimisiles de la OTAN

18 de octubre de 2012

18 de octubre de 2012 — El viceprimer Ministro ruso, Dmitry Rogozin, no escatimó palabras cuando, hoy en Moscú, habló sobre la cuestión de los planes de defensa antimisiles de la OTAN, a una delegación de la Asamblea Parlamentaria de la OTAN. Advirtió en ese momento que el sistema de defensa antimisiles presenta una amenaza al potencial estratégico de Rusia y podría desatar la militarización de Europa. "El concepto de este sistema de defensa es global y móvil, y crea impredisibilidad", dijo. "Ese es el verdadero Fígaro; Fígaro aquí, y Figaro allá". Rogozin agregó que Moscú está "a la espera de explicaciones de parte de la OTAN y Washington con respecto a el verdadero propósito" de este sistema.

En particular, Rogozin señaló los planes de Estados Unidos y la OTAN para avanzar con la colocación de cuatro destructores estadounidenses Aegis equipados con sistemas de defensa antimisiles, en Rota, España, para el 2015. Actualmente Estados Unidos mantiene en el Mar Mediterráneo cuatro buques para el sistema de defensa antimisiles, pero su puerto de origen es Estados Unidos. Que su puerto base sea Rota incrementaría su disponibilidad y capacidad de respuesta, y es esto lo que Rogozin estaba señalando. Dijo que mientras estos buques estén anclados a alguna distancia del territorio ruso, "la misma flota se presentaría invariablemente en nuestros mares del Norte en circunstancias muy particulares". "El radio de alcance de estas armas las convierte en una amenaza real para nosotros", puntualizó Rogozin. "El potencial estratégico de Rusia es una garantía de su soberanía e independencia", añadió.

Le pidió a la delegación de la OTAN que no permitieran la militarización de Europa. "Les pedimos que no hagan eso: por ahora la respuesta rusa es de naturaleza más bien política y diplomática, pero a ustedes no les va a agradar una respuesta tecnológica que pudiéramos dar bajo ciertas circunstancias", dijo Rogozin. Éste se refería a la posibilidad de despliegue de los misiles de corto alcance Iskander en el enclave ruso de Kaliningrado, que se dispararían en contra de la defensa antimisiles de la OTAN instalados en Polonia.

Rogozin señaló que Estados Unidos y Rusia enfrentan amenazas comunes, y que Rusia ve a Estados Unidos como su socio estratégico. "El siglo 21 debería... representar el regreso total de la presencia rusa en los problemas políticos comunes de Europa, que sería de mucho beneficio tanto para Rusia como para Europa", señaló.