¡El momento para la ley Glass-Steagall es ya!

17 de may de 2012

por Rachel Brown, candidata para la Cámara de Representantes por el estado de Massachusetts, miembro del movimiento nacional de candidatos larouchistas al Congreso federal.

15 de mayo de 2012 — Es cada vez más claro que no funcionó la estafa de Obama y Barney Frank, de los supuestos "intentos de frenar a Wall Street" y muchos, incluyendo a la candidata al Senado por Massachusetts Elizabeth Warren, se han unido al clamor por la reinstitución de la ley Glass-Steagall, y están presionando para que esto suceda antes de las elecciones de noviembre.

Yo recibo con beneplácito las potentes declaraciones de Warren al respecto, y como lo sabe la dirección del Partido Demócrata en el estado de Massachusetts, este fue el tema central de mi campaña al Congreso en el 2010 en contra de Barney Frank [1]. En esa ocasión, yo era algo así como un lobo solitario en ese respecto, levantando mi voz para defender al pueblo estadounidense de la farsa del proyecto de ley de Dodd y Frank, mientras que todos los demás demócratas de Massachusetts temblaban ante las intimidaciones de Barney y las presiones de la Casa Blanca. Ahora con el llamado que hizo Warren para restablecer la Glass-Steagall, a raíz de las revelaciones sobre la situación de J.P. Morgan, ahora es sabido de todos: Barney estaba equivocado, y LaRouche y yo estábamos en lo correcto. El proyecto de ley de Dodd y Frank, y los rescates bancarios interminables de Obama no hicieron nada para cambiar el sistema, y ahora estamos un una situación mucho peor; en una frágil situación hacia la desintegración.

¡Una solución ya!

En estos momentos hay más de 50 copatrocinadores de la resolución H.R.1489 en el Congreso, el proyecto de ley de Marcy Kaptur para restablecer la Glass-Steagall, que tiene un respaldo bipartidista. Actualmente está detenida gracias a la oposición de Obama, el pelele de los británicos, quien envió personalmente a Tim Geithner para acabar con cualquier intento de incluir la ley Glass-Steagall en el proyecto de ley de regulación financiera de Dood y Frank, y desde ese momento en la el sitio electrónico de la Casa Blanca declaró que no se debía restablecer la ley Glass-Steagall, con estas palabras: "Solo volviendo a la Glass-Steagall no se hubieran resuelto de las fallas de nuestro sistema financiero moderno ni se hubiera evitado la crisis financiera que nos llevó a la peor crisis financiera de nuestras vidas". ¡Que mentira! Todavía estamos en la peor crisis financiera de nuestras vidas, ¡porque no hemos restablecido la Glass-Steagall!

En un mejor momento de la historia de nuestra nación, Franklin Roosevelt levantó el cortafuego de la ley Glass-Steagall y salvó a la nación. Wall Street nunca se lo perdonó, y hoy las mismas instituciones bancarias están dictando la política a través de Obama. Todos esos demócratas cobardes que han estado defendiendo a Obama deben unírsenos a LaRouche y a mí, y asegurarse que la ley Glass-Steagall se restablezca de inmediato, antes de que se derrumbe este sistema internacional enredado en la bancarrota.

Mi mensaje para los demócratas recién convertidos —que necesitaban de un grito de alerta como el que acabamos de ver en Wall Street, para acercarse a la Glass-Steagall— es otra vez que abandonen su costumbre de besar traseros, y que reconozcan pronto que en esto LaRouche y yo también estamos en lo correcto: que para salvar a nuestra nación, e implementar una verdadera recuperación como la de Franklin Roosevelt antes de que sea muy tarde, el Presidente Obama se tiene que ir, ya, mucho antes de las elecciones de noviembre.

[Vean aquí el debate histórico de Rachel Brown en el 2010, con Barney Frank sobre la ley Glass-Steagall][1] (solo disponible en inglés)

Enlace:

[1] http://larouchepac.com/node/15728