El equipo de Obama hace lo que sea y dice lo que sea para detener el avance de Romney

23 de octubre de 2012

23 de octubre de 2012 — Una fuente de inteligencia de alto nivel en Washington le dijo a la EIR que la serie de historias sobre Libia, Al-Qaeda e Irán con que están bombardeando los medios noticiosos, forman parte de un amplio esfuerzo de la campaña de Obama para "decir lo que sea" y "hacer lo que sea" para evitar que Romney mantenga y siga sacándole ventaja a Obama. Hay una avalancha de información engañosa y un nuevo aviso pagado sobre el retiro de Afganistán ("Nosotros queremos que nuestras tropas regresen a casa. Romney no quiere") que están tratando de crear confusión en múltiples frentes para "sacar de balance" a Romney en vísperas del último debate.

Además de las tres vertientes de las nuevas historietas —que hay "avances fundamentales" secretos en las pláticas con Irán; que no hubo participación de Al-Qaeda en Benghazi y que fueron el general Dempsey y el secretario Panetta los que no se movieron a tiempo para salvar al embajador Stevens y los otros estadounidenses cuando ellos estaban viendo en tiempo real los videos de los aviones robot— hay un nuevo aviso pagado de la campaña de Obama publicado hoy en donde dicen que Obama quiere ponerle fin a la guerra en Afganistán porque quiere invertir el dinero en la reconstrucción de la industria y los empleos norteamericanos. El aviso pagado tiene a Romney diciendo que sacar a 30,000 efectivos de Afganistán es "trágico" y muestra al final una foto de una maquinaria pesada trabajando en la manufactura estadounidense de algo. Es decir, el dinero de la guerra en Afganistán podría servir para reconstruir la economía de EU y crear empleos.

Según la fuente de inteligencia de la EIR, el cuento de que la Casa Blanca ha asegurado un acuerdo en pláticas directas es completamente erróneo. Esta fuente, quien ha estado involucrada a fondo en los intentos por organizar pláticas exitosas con Irán, dice que hay señales muy tentativas de que Irán está dispuesto a empezar a negociar la línea dura que ellos adoptaron sobre Parchin desde el informe truculento de la IAEA de enero del 2012. Una de las señales es que el conservador moderado Rafsanjani regresó al primer círculo de Khamenei. La comunidad de inteligencia está observando esto muy de cerca, pero no saben realmente que significa, y esta fuente espera que las pláticas de P5+1 (que, enfatizó de nuevo, incluyen a Rusia y China, en tanto que las pláticas bilaterales no los incluyen) se van a volver a reanudar después de las elecciones de noviembre. La negociadora del P5+1, Catherine Ashton y el P5+1 rechazaron la contraoferta iraní de la última ronda de conversaciones, y desde entonces no ha habido nada claro por parte de Irán. La Casa Blanca NO tiene canales oficiales directos con Irán mediante los cuales se habría logrado el acuerdo filtrado por el New York Times.

La fuente dijo que hay preguntas que se deben hacer como ¿quien es este funcionario del gobierno no identificado que filtró que había pláticas secretas con Irán? y ¿está dispuesto el gobierno a enjuiciar al que lo filtró así como han sido de duros con los informantes de las filtraciones de la CIA y la NSA que hablaron con reporteros?

Otra historia que está apareciendo a nivel mundial tiene su origen en una nota del diario Los Angeles Times de este fin de semana bajo el encabezado provocador de "Al Qaeda no está detrás del ataque a la embajada de EU en Libia". En esta supuesta "inteligencia nueva", la fuente de la EIR dijo que la única evidencia nueva de este alegato es la racionalización de la Casa Blanca, porque ¿cómo es posible que este haya sido un ataque de Al-Qaeda, si Bin Laden, el dirigente de Al-Qaeda, está muerto? Esto se está convirtiendo en un chiste cruel, dijo la fuente, dado que los compinches de Al-Qaeda están funcionando por todo el mundo, pero ahora, según el gobierno, el enemigo "no tiene nombre" porque ellos dicen que Al-Qaeda está derrotada. Pero, la realidad sigue siendo que el ataque fue perpetrado el 11 de septiembre, se supo por anticipado sobre las amenazas, los atacantes eran partidarios neosalafistas de Al-Qaeda, y que el gobierno trató de encubrir la realidad enviando a su embajadora ante la ONU Susan Rice a que anunciara 5 veces que el embajador había muerto durante una protesta que se salió fuera de control. Hasta el mismo Obama alegó en el segundo debate que el había dicho que el ataque de Benghazi era un "acto de terrorismo", así que ¿por qué ahora están tratando de alegar de nuevo que no existe una amenaza de Al-Qaeda?

Finalmente, apareció hoy en CBS un nuevo cuento sobre las culpas, ahora para culpar a las fuerzas armadas. El cuento es que el general Martin Dempsey y el secretario de la Defensa Leon Panetta tenían acceso a los videos en tiempo real de los aviones robot en el momento en que se estaba perpetrando el ataque y pudieron haber enviado fuerza aérea desde una base en Italia u otras localidades cercanas para bombardear y dispersar el ataque pero no lo hicieron. Esta filtración no cambia el hecho, dice la fuente de la EIR, de que las amenazas se sabían con meses de anticipación, y de que el gobierno no hizo nada por proteger a los diplomáticos y personal de EU. Como se demuestra en los expedientes de la investigación de la Cámara de Representantes, dijo la fuente, hay un caso de negligencia en la protección al embajador estadounidense, e incluso aunque fuera cierto —como dijo el vicepresidente Joe Biden en su debate con Paul Ryan— que él y Obama no sabían sobre la solicitud de más seguridad, ¿por qué no han sido despedidas las personas responsables de negar el aumento del personal de seguridad?

No hay forma que se salgan con la suya sobre la realidad del desastre de Benghazi y el encubrimiento que ha hecho el equipo de Obama, dijo la fuente.

Finalmente, sobre la nueva propaganda de la campaña de Obama que dice que Obama quiere acabar con la guerra en Afganistán porque quiere gastar ese dinero en la reconstrucción de la industria y los empleos estadounidenses: El aviso pagado incluye a un Romney diciendo que es "trágico" sacar 30,000 efectivos de Afganistán. Esto es más información errada, dijo la fuente. El gobierno de Obama ha insistido en que las guerras en Irak y Afganistán se pagaron a crédito, así que no hay "dinero" que se pueda redirigir a la economía de EU.

Los medios informativos se están concentrando del lado de Obama; que no te engañen.