El arma milagrosa del euro, el MEDE, es un fracaso

24 de octubre de 2012

22 de octubre de 2012.-Si alguna vez hubo esperanzas de que el MEDE (Mecanismo de Estabilización Europea) iba a ser la súper solución para las necesidades de rescate al euro, en sus dos primeras semanas no le ha ido muy bien al fondo: más de la mitad de los bonos que ha podido vender hasta ahora, los han comprado inversionistas de la zona del euro, en tanto que los inversionistas por fuera de la zona del euro siguen indecisos. Los asiáticos han comprado hasta ahora solo el 25% de esos bonos, los estadounidenses escasamente el 6% y los británicos menos aún. Sin embargo, la idea en que se sustenta el MEDE era que iba a ser más atractivo para los inversionistas fuera de la zona del euro, cuyo dinero se usaría después para llevar a cabo un apalancamiento múltiple del MEDE de forma tal que pudiera repartir más de un billón de euros.

Pero ese fracaso ya ocurrió con el predecesor del fondo, el mentado EFSF: durante todo el 2011 y en los primeros nueves meses del 2012, no ha podido movilizar más que 50 mil millones de euros. El exdirector del EFSF, Klaus Regling, que había tenido repetidas reuniones a puerta cerrada en Beijing en sus viajes de recaudación de fondos anteriormente, es ahora el nuevo director del MEDE. Buena suerte señor Regling...