¿Habrá quita en la deuda pública de Grecia?

30 de octubre de 2012

30 de octubre de 2012 — Después de que se filtrara en los medios de comunicación este fin de semana que había una propuesta (no oficial todavía) por parte de la Troika de la Unión Europea (UE) para que los acreedores de la deuda pública de Grecia aceptaran una "quita" en la deuda de Grecia, tanto el ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schaeuble, como el vocero de la Canciller alemana Angela Merkel, Steffen Seibert, se opusieron a la idea. El vocero de la Canciller alemana Angela Merkel descartó hoy una nueva reestructuración de la deuda, o una "quita" para Grecia y dijo que Atenas tiene que presionar e imponer reformas económicas más duras. "Para el gobierno alemán está totalmente descartada una nueva quita" dijo Seibert en conferencia de prensa.

El Fondo Monetario Internacional (FMI), que forma parte de la Troika (integrada por el FMI, el Banco Central Europeo y la Unión Europea), había exigido anteriormente que los acreedores públicos tales como Alemania deberían aceptar una "quita" tal y como la aceptaron los acreedores privados a principios de este año. Una quita sería una carga para Alemania, es decir para los contribuyentes alemanes, con entre 18 y 20 mil millones de euros más, calculan los expertos. Esta sería la parte que Alemania tendría que cargar en la quita, lo que reduciría a la mitad la deuda pública de Grecia.

Mostrando que el gobierno alemán no tiene ninguna idea sobre que hacer, Seibert reiteró que Alemania desea que Grecia se mantenga en la zona del euro, y agregó la mantra monetarista de que Atenas no tiene ninguna otra alternativa más que continuar con sus "dolorosas" (es decir, más brutales) medidas de austeridad, supuestamente para poder reducir la enorme carga de su deuda y mejorar su competitividad económica. Contrario a esto, la "quita" que se exige, parece más bien que es como cortarle la cabeza a los griegos.