Aumentan las posibilidades de caos electoral en Ohio

31 de octubre de 2012

31 de octubre de 2012 — Las posibilidades de caos electoral en Ohio siguen creciendo. La decisión en el Colegio Electoral de Ohio, sobre cual de los dos candidatos presidenciales sea el acreditado, bien pudiera prolongarse hasta diciembre. Y si los 18 votos electorales de Ohio fueran a ser determinantes para definir quien obtenga la mayoría, pudiera ser que las peleas sobre fraude pudieran mantener el resultado de la elección presidencial en el limbo durante semanas.

Como se informó aquí antes, el conteo de las papeletas provisionales de votación es un elemento decisivo del escenario de caos. Los medios de comunicación de Ohio informan que el estado, tiene históricamente una de las tasas más altas de voto con papeletas provisionales. Y en una elección cerrada —como se espera que sea— esto puede ser decisivo. Bajo la ley estatal, los funcionarios tienen 10 días después de las elecciones para examinar las papeletas provisionales de votación y determinar su validez. Y después se tienen que contar antes del 27 de noviembre. Pero el profesor de derecho de la Universidad Estatal de Ohio, Ned Foley, dijo que se podía desafiar el límite de 10 días. "Aunque la ley diga que es un proceso de diez días, uno u otro candidato puede ir a los tribunales a extender ese límite o alegar que bajo la Constitución existe una protección igual ante violaciones ", le dijo Foley a la televisora NBC4i en Columbus, Ohio.

A sabiendas o no, el secretario de estado republicano, del estado de Ohio, Jon Husted, aumentó la posibilidad de que aumentara el número de papeletas provisionales, cuando envió este año solicitudes de papeletas para votar anticipadamente (por ausencia el día de las elecciones) a todos los votantes registrados en el estado. Antes de este año, las personas que querían una papeleta para votar en ausencia, tenían que enviar una solicitud. En el 2008, cerca de un 40% de las más de 207,000 boletas provisionales fueron declaradas inválidas.

Aparte de otros posibles desafíos en los tribunales, se espera esta semana el fallo de un tribunal federal de Apelaciones en relación al caso sobre el conteo de papeletas provisionales. El viernes pasado, Husted apeló una decisión del juez de Distrito Federal Algenon Marbley que dice que se tienen que contabilizar no solo las papeletas provisionales que hayan sido depositadas en un precinto equivocado sino también las que hayan sido depositadas en el sitio de votación equivocado.

El secretario Husted se opone a la extensión diciendo que esto podría crear "caos el día de las elecciones" por los requerimientos de nuevo entrenamiento para los representantes en las urnas.

El profesor Foley dijo que la ley de Ohio le permite a los representantes en las urnas amplia discreción sobre el tema de las papeletas provisionales. Los votantes pueden recibir papeletas provisionales por un sinnúmero de razones: su nombre no aparece en la lista de votantes, su firma no se parece a la firma en la forma de registro, o no tienen una identificación válida. Después está el factor Husted: un votante que solicitó una papeleta en ausencia pero que no la usa y en vez de esto se presenta en las casillas de votación recibiría una papeleta provisional. Alrededor de 1.4 millones de votantes han solicitado papeletas de votación en ausencia, según las últimas cifras de la oficina del Secretario de Estado de Ohio, dadas a conocer el 19 de octubre. Para esa fecha, les habían regresado 808,000. Un vocero de la oficina dijo el martes que "dentro de poco" se darán a conocer cifras actualizadas.