Resurge la facción en contra de la guerra en Israel en contra de la amenaza de guerra de Bibi

6 de noviembre de 2012

6 de noviembre de 2012 — El Instituto de Estudios de Seguridad Nacional (INSS) de Tel Aviv, Israel, llevó a cabo un ejercicio de escenario bélico recientemente, basado en la premisa de un ataque unilateral israelí en contra de los sitios nucleares de Irán pocos días después de las elecciones presidenciales en EU. Aunque el escenario mismo llevaba a la secuencia de una escalada limitada por parte de Irán y algunos aliados en contra de Israel, y finalmente en contra de EU y objetivos en el Golfo Pérsico, el resultado fue un conflicto regional limitado. Sin embargo, en las conclusiones que se siguen al juego bélico, el INSS reportó que algunos de los jugadores concluyeron que un ataque israelí podría "llevar a la Tercera Guerra Mundial", en particular porque Rusia y China tomaron posiciones en agudo contraste tanto con Israel como Estados Unidos.

La publicación y amplia circulación del informe sobre el escenario bélico del INSS y la advertencia de una Tercera Guerra Mundial se produce solo unos días después de la conferencia de prensa de Lyndon LaRouche en el Club Nacional de Prensa, el viernes 2 de noviembre pasado, en donde advirtió en fuertes términos sobre el peligro de una guerra termonuclear.

Según una fuente de inteligencia de EU muy involucrada en los esfuerzos por evitar la guerra, la publicación del INSS de los resultados del escenario bélico forma parte de un esfuerzo renovado por parte de las fuerzas armadas y los círculos de inteligencia de Israel por contrarrestar la amenaza que de nuevo está promoviendo Netanyahu de un ataque unilateral israelí. La fuente también citó las recientes revelaciones de Ha'aretz, que se van a documentar más hoy en la noche en el canal televisivo independiente Channel Four de Gran Bretaña, de que en el 2010, Netanhayu en realidad ordenó un ataque aéreo preventivo israelí en contra de Irán, pero fue bloqueado por altos oficiales de las Fuerzas de Defensa y la Mossad. Según la relatoría de Ha'aretz, el general Gabi Ashkenazi, entonces Jefe del Estado Mayor de la IDF, desafió la orden del primer ministro de lanzar un ataque sin la aprobación ya fuera de su gabinete de seguridad o de las comisiones pertinentes del Knesset. Netanyahu se vio forzado a retractarse, y poco tiempo después, el ex jefe de la Mossad Meir Daghan salió con una severa advertencia en contra de cualquier ataque unilateral israelí en contra de Irán.

La fuente pasó a advertir que, si bien un ataque en los próximos días no es una certeza, si Netanyahu es reelegido en las elecciones israelíes de enero del 2013, se va a mover inmediatamente para definir una nueva "línea roja" para un ataque israelí, garantizando virtualmente un ataque militar israelí para principios del 2013. Netanyahu le está apostando a que el grupo P5+1 no va a poder llegar a ningún acuerdo negociado con Irán antes de ese tiempo, y que Israel va a estar en una mejor posición de presionar a Estados Unidos, sin importar quien gana en las próximas elecciones, para que se una a Israel en atacar a Irán.

Entre las revelaciones de Ha'aratz y el dar a conocer las advertencias del INSS sobre una III Guerra Mundial, destacó la fuente, los elementos en contra de la guerra en las fuerzas armadas y en el establecimiento de inteligencia de Israel se han activado "de la noche a la mañana".