Constructoras de infraestructura tenían diseños de barreras de contención de marejadas para proteger a Nueva York desde 2009

9 de noviembre de 2012

Constructoras de infraestructura tenían diseños de barreras de contención de marejadas para proteger a Nueva York y Nueva Jersey desde 2009

9 de noviembre de 2012 — En marzo del 2009, el Grupo Infraestructura de la Sección Metropolitana de Nueva York de la Sociedad Americana de Ingenieros Civiles (ASCE por siglas en inglés), y la Academia de Ciencias de Nueva York celebraron un seminario titulado "En contra del diluvio: barreras de contención de marejadas súbitas para proteger a la Ciudad de Nueva York". Estuvieron presentes representantes de la Oficina de Gestión de Emergencia de la Ciudad de Nueva York y el Cuerpo de Ingenieros del Ejército. Discutieron la probabilidad de una inminente inundación por una marejada súbita. Cuatro empresas hicieron presentaciones sobre sus conceptos de diseños de barreras de contención para proteger a la Ciudad de Nueva York y Nueva Jersey; Arcadis, Halcros/CH2M Hill, Parsons Brickerhoff y Camp Dresser & McKee.

Arcadis, con sede en Holanda, una constructora internacional de infraestructura, tiene una amplia experiencia sobre barreras antimajeradas en Holanda. Para Nueva York, Arcadis propuso una barrera situada en Verrazano Narrows, que conecta la parte alta de la Bahía de Nueva York con el Océano Atlántico. La barrera sería de unos 4,800 pies de longitud (unos 1500 m), con un portal sectorial deslizante de 860 pies (unos 290 m). Esto permitiría el paso de las embarcaciones más grandes en épocas normales, y se podría cerrar durante una tormenta. (AP y otros medios están circulando en línea una presentación de 37 diapositivas de esta propuesta del 2009).

Un comunicado de prensa de Arcadis del 2 de abril de 2009 resume: "Partes del área metropolitana de Nueva York y de Nueva Jersey (con 20 millones de habitantes) están por debajo del máximo nivel de agua ante una probable tormenta con marejada, producidas por tormentas del Noreste y huracanes... Si bien la zona no está por debajo del nivel del mar, está presente el riesgo de pérdidas humanas, debido a las posibles inundaciones en túneles y metros. La barrera propuesta en el Verrazano Narrows, combinada con otras dos barreras en el East River y el Arthur Kill, minimizarían el riesgo de que penetren las mareas altas por tormentas provenientes del Océano Atlántico en la parte superior de la Bahía de Nueva York. Los costos de la Barrera Verrazano, que se calculan a grandes rasgos en $6,500 millones de dólares pudieran resultar preferibles económicamente a aceptar los riesgos de las inundaciones".

El plan de CH2M Hill, hecho por su sucursal Halcrow, propone una barrera estilo dique de cinco millas desde el promontorio Sandy Hook en Nueva Jersey en dirección norte hasta la Península Rockaway en Queens, en Long Island. (Los diagramas están disponibles en el sitio www.halcrow.com). Esto dejaría expuestos a Rockaway y Long Island pero protegería todo el interior de la bahía. Aperturas permitirían el paso de embarcaciones, el flujo del agua del río y los flujos y reflujos de las mareas. En el caso de marejadas por tormenta, se cerrarían las compuertas móviles en la Bahía de Nueva York para evitar la marea súbita. La barrera protegería hasta contra una marejada de 30 pies (unos 10 m). Halcrow trabajó en el mismo tipo de proyecto para proteger a San Petesburgo, Rusia, terminada en el 2010.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, estuvo de acuerdo con la idea de que ha llegado el momento de considerar seriamente las barreras marinas, porque, dice, es la responsabilidad del gobierno. Sin embargo, el alcalde Bloomberg gruñó su oposición repetidamente la semana pasada. El 29 de octubre dijo "No podemos construir un arrecife de grandes barreras en la costa para evitar que entren las olas".