Sudeste asiático dice "al diablo con los ambientalistas"

9 de noviembre de 2012

8 de noviembre de 2012 — En una bella reafirmación del derecho de los pueblos y las naciones de este planeta al desarrollo de sus recursos, la constructora de la represa Xayaburi, de $3,500 millones de dólares, en el Río Mekong en Laos anunció que la ceremonia inaugural para iniciar el trabajo del lecho del río se realizaría este miércoles 7 de noviembre, a pesar de los aullidos de protesta de las hordas verdes de su majestad. La ceremonia inaugural se va a celebrar inmediatamente después de que concluya la Reunión Asia-Europa (ASEM), que reunió a unos 50 dirigentes de Asia y Europa a la capital de Laos, y a una gran selección de prensa internacional.

Viraphonh Viravong, viceministro de Energía y Minas, anunció la decisión el lunes 5. Ya están en marcha los trabajos preliminares como son la construcción de vías y las nuevas viviendas para los aldeanos que van a ser desplazados. El proyecto hidroeléctrico va a ser la primera presa hidroeléctrica a construirse sobre el bajo Mekong, aunque hay presas similares en la parte china del Mekong. En diciembre, miembros del Consejo de la Comisión del Río Mekong, que consta de los ministros de Recursos Hidráulicos y Ambientales de Camboya, Laos, Tailandia y Vietnam, pidieron que se pospusiera para permitir una investigación ambiental más profunda. En respuesta el gobierno de Laos y su socio principal en el proyecto, Ch Karnchang Public Co. Ltd de Tailandia, acordaron gastar 100 millones de dólares más para rediseñar las compuertas para escalera de peces y flujo de los sedimentos.

Las diversas formas de la escoria verde y el lodo que habita en el fondo se han unido para protestar cualquier posibilidad de progreso, argumentando que los pobres pescadores del Mekong tienen que seguir viviendo de la misma forma por siempre.

"Ellos no tienen quejas serias sobre el rediseño de la presa" dijo Virphonh sobre los vecinos de Laos. "El gobierno de Laos tiene confianza en que con todos estos cambios no va a haber ningún impacto ambiental serio, y esa es la razón de porqué decidimos seguir adelante".

Noventa por ciento de la energía producida por la presa, y la mayor parte de la energía de las otras 10 presas que se planean sobre el río, se le va a vender a Tailandia, que tiene una base industrial en crecimiento. Sin embargo, el restante 10 por ciento de la energía que Laos retendrá para su propio desarrollo es un agregado importante y grande a sus recursos energéticos actualmente muy limitados.

"Xayaburi es un muy buen proyecto" señaló Viraphonh. "Existe el financiamiento y si no lo hacemos, ¿qué se espera que hagamos? ¿Agricultura con energía solar? Es muy costosa".

Este acontecimiento se produjo solo una semana después de que el gobierno laosiano aprobó seguir adelante con la construcción de un proyecto ferroviario por $ 7 mil millones de dólares, lo que le dará al país una ruta de alta velocidad hacia China. El ferrocarril tendrá más de 250 millas (420 Km) de longitud y se requerirá la construcción de 76 túneles y 154 puentes, entre ellos dos puentes sobre el Río Mekong. Nada más los puentes y túneles representan más del 60% del total de la ruta, debido a la naturaleza montañosa del norte de Laos.

El proyecto incluirá en total 31 estaciones, pero el gobierno planea abrir inicialmente solo 20 estaciones. Es un buen día cuando un país pequeño como Laos le produce la acidez estomacal más verde posible a la realeza. Deberíamos ser igual de audaces en la construcción de NAWAPA XXI.

[1] Vínculos: [1] http://larouchepac.com/infraestructure