Hiperinflación a la Weimar, aquí vamos

13 de noviembre de 2012

13 de noviembre de 2012 — "El Banco de Inglaterra acaba d cruzar la línea hacía un financiamiento directo del gobierno" escribió el sábado el subjefe de redacción del Telegraph, Jeremy Warner. En una nota alarmada reporta sobre la decisión del Banco de Inglaterra de transferir $56 mil millones de dólares en ingresos por intereses de los gilts (bonos) a la Tesorería, dijo Warner: "Así que ahora sabemos por qué la Comisión de Política Monetaria del Banco de Inglaterra hizo un llamado a ponerle un alto a más emisión cuantitativa (QE) esta semana; se debe a que el Canciller y el Gobernador del Banco de Inglaterra han tramado una forma tras bastidores de hacer lo mismo". Esto se está encaminando, advierte Warner, hacia "simplemente imprimir más dinero y entregárselo en camiones a la Tesorería, a la Weimar... Esto es una cuesta resbaladiza, y yo me temo que el Banco de Inglaterra ahora esta muy metido en esto".

Uniéndose al imperio británico en esa cuesta resbalosa de Weimar, está el gobierno de Obama, toma dos. Richard Blackden del Telegraph escribió el 8 de noviembre que "la victoria de Obama también significa que es más probable que el mundo tenga un presidente de la Reserva Federal, ya sea Ben Bernanke o su sucesor, inclinado a imprimir dinero. El contendiente republicano Mitt Romney había hecho pública su preocupación sobre esta política".