LaRouche: Aprendan las lecciones de Libia. ¡Saquen a Obama del poder ya!

13 de septiembre de 2012

13 de septiembre de 2012 -- El Comité de Acción Política LaRouche emitió la siguiente declaración:

Luego del trágico asesinato del embajador Stevens en Libia, el Congreso de Estados Unidos y los dirigentes políticos deberían aprender finalmente su lección, declaró el fundador del Comité de Acción Política LaRouche, Lyndon LaRouche. La implementación de la política británica de cambio de régimen en Libia que hizo el Presidente Obama, a nombre de la "intervención humanitaria", es la causa directa de este desastre. Y si se le permite que continúe en el cargo, desde donde persigue la misma política en Siria —a pesar de la resistencia— va a conducir al mundo hacia una Tercera Guerra Mundial termonuclear.

"Le advertí al Congreso en su momento", dijo LaRouche, "en contra de permitir que el Presidente lanzara esa guerra ilegal y agresiva para derrocar a Gadafi. Pero el Senado, encabezado por el pusilánime del senador John Kerry, se rehusó a defender la Constitución. El resultado fue una alianza con los operativos de al-Qaeda y otros yihadistas de Londres, que se han desplegado ahora como una fuerza de guerra permanente, incluso contra Estados Unidos".

"Las fuerzas armadas de Estados Unidos en la ocasión de Libia, igual que los gobiernos de Rusia y China, que el derrocamiento de Gadafi conduciría a poner el caos y a los yihadistas en primer plano. El Secretario de Defensa Gates y el senador demócrata de Virginia, James Webb, advirtieron contra las alianzas con la oposición armada, y se publicó inteligencia creíble sobre la presencia de operativos destacados de al-Qaeda entre los 'liberadores'. Pero Obama y su pandilla británica contra la soberanía estaban decididos a seguir adelante, con el resultado conocido. En realidad, según lo publicado por la Casa Blanca, Obama ni siquiera está poniendo atención a las consecuencias de su tontera en Libia, pues se señala que no asiste a los informes de inteligencia de la Casa Blanca desde una semana antes del ataque.

"Por trágicos que sean los acontecimientos en Libia, el potencial para una catástrofe con la política del gobierno de Obama hacia Siria, es todavía peor. Una vez más, a pesar de la oposición de las fuerzas armadas, el gobierno exige un cambio de régimen y está trabajando para respaldar a los grupos armados yihadistas y de al-Qaeda que llevan a cabo bombazos terroristas, torturas y ejecuciones sumarias para conseguirlo. En Siria, actualmente las víctimas son principalmente de las fuerzas armadas sirias y las minorías cristianas y shiítas, no estadounidenses.

"Pero, si continúa la política de Obama de cambio de régimen, las víctimas serán estadounidenses y el mundo entero, ya que se moverá inexorablemente hacia una confrontación con Rusia y China que resultaría, si no se frena, en una Tercera Guerra Mundial.

"Inmediatamente después del asesinato de Gadafi, un acto planeado premeditadamente por Obama y sus cómplices en Inglaterra y Francia— yo advertí que esa acción representaba 'una amenaza mortal implícita a la paz mundial'. Era evidente la intención de los controladores de Obama en la monarquía británica, de provocar 'una serie de estallidos de guerras como en reacción en cadena' que podrían escalar de modo dramático y fuera de control".

En marzo de este año, el valeroso congresista republicano de Carolina del Norte, Walter Jones, intervino para tratar de parar este proceso, e introdujo la resolución concurrente HCR 107, una resolución que reafirma la responsabilidad y facultad particular del Congreso para declarar una guerra, y amenaza que cualquier violación de esa disposición constitucional sería una ofensa que amerita juicio político. Solo 10 miembros del Congreso se han sumado a esta reafirmación de la Constitución, hasta ahora. De este modo seguimos en la zona de alto riesgo.

"La única seguridad que tenemos de impedir que este Presidente haga algo demencial", concluyó LaRouche, "es quitarlo del poder. Esto requerirá una movilización mayor de círculos importantes, algo de lo cual ya está en marcha. Pero el tiempo es breve. El interés de la paz mundial exige que aprendamos las lecciones de Libia, antes de que sea demasiado tarde".

Vínculos:

[1] http://spanish.larouchepac.com/files/pdfs/flyers/2012/0913_libya_lesson1b.pdf