El fantasma de Glass-Steagall se cierne sobre Wall Street

16 de noviembre de 2012

16 de noviembre de 2012 — El fantasma de Glass Steagall se apareció en la conferencia anual Bloomberg LP FX12 (divisas) en Wall Street el miércoles 14, en donde se incluyó un panel breve sobre "La banca bajo fuego: Una mirada al debate actual sobre si es tiempo o no de restablecer la Glass-Steagall y dividir los bancos más grandes de Wall Street. ¿Qué banco debe dividirse y cómo?, ¿cuales son los riesgos?

Hay pocos informes disponibles sobre la discusión, pero el hecho de que la charla de Wall Street haya decidido plantear el tema es significativo. Business Week reportó los comentarios del miembro de la Comisión de Mercadeo de Bienes a Futuro, Bart Chilton bajo el encabezado ilusorio, "La Regla Volcker debería evitar el retorno de la Glass-Steagall". Se dice que Chilton dijo, "yo no se si necesitamos volver a la Glass-Steagall" y argumenta que la Regla Volcker va "bastante lejos" en reducir los riesgos. Pero agregó que el proceso de elaboración de la elaboración de las normas de la mentada regla Volcker ha ido muy despacio, y el que le permita as los bancos continuar con actividades que se considera apuestas con cobertura de riesgos, sería una "laguna gigantesca" que abriría las puertas a un riesgo sistémico. No se reportaron los comentarios del compañero de panel, Hal Scott, un especialista de la Escuela de Derecho de Harvard sobre "sistemas financieros internacionales", pero en una entrevista ese mismo día con el noticiero Fox Business, Scott objetó la Regla Volcker por ser demasiado restrictiva de las transacciones, porque es necesario que Wall Street se recupere.

Otra voz del "mercado" planteó la posibilidad de un retorno a la Glass-Steagall: Institutional Investor publicó un artículo de Jeffrey Kutler, jefe de redacción de la revista "Riesgo Profesional", en donde promueve los argumentos de Andrew Haldane del Banco de Inglaterra de simplificar las regulaciones, lo cual, como argumenta Haldane, pone a la Glass-Steagall de nuevo en la agenda política internacional.

Más decididamente, el regulador opuesto a Wall Street, Neil Barofsky, planteó el tema de porque es importante la Glass-Stagall ahora, en un foro de la Universidad de Boston el 8 de noviembre. Barofsky desbarato el fraude de la dizque reforma financiera de Dodd-Frank en " el mismo patio trasero de Barney Frank", como el mismo dijo, y advirtió que desde que los rescates convirtieron a los bancos que eran "demasiado grandes para quebrar" en el 2008, en bancos que son "demasiado grandes para ir a la cárcel", se volvió más probable una crisis financiera más grande. Pero hay cosas que podemos y debemos hacer, como es dividir las instituciones financieras grandes, regresando a una "Glass-Steagall" modificada, imponiendo "límites al tamaño" (la Enmienda Brown Kaufmann a la Dodd-Frank). Le dijo enfáticamente a los estudiantes: no debemos albergar ninguna esperanza con la reelección de Obama. Este gobierno es igual de malo que el gobierno de Bush, en lo que tiene que ver con Wall Street y los bancos: ellos no se van a voltear y dividir los bancos ahora. La esperanza está en el creciente número de personas que ahora están a favor de una versión modificada de la Glass-Steagall y otras medidas. Hay un gran impulso tras esto, dijo, citando al vicepresidente de la FDIC, Tom Hoenig, a Sandy Weill (el "Dr. Frankenstein" de Wall Street) y un coro creciente de miembros del Congreso y reguladores. Los "brotes verdes" de la elección para mi son que el senador Sherrod Brown y la senadora electa Elizabeth Warren salieron elegidos, a pesar de todo lo que hizo Wall Street para pararlos.