Rusia está "sumamente preocupada"

16 de noviembre de 2012

16 de noviembre de 2012 — En una llamada telefónica el 15 de noviembre, con el primer ministro israelí Netanyahu, el presidente ruso Vladimir Putin "le hizo un llamado a las partes para ejercer moderación y evitar el camino de una escalada en la violencia, entre cuyas víctimas se cuentan civiles, y hacer todo lo posible para que la situación regrese a su curso normal", informó el Kremlin.

Ese mismo día el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, dio una conferencia de prensa en Arabia Saudita, donde dijo que Moscú está "extremadamente preocupado" por el estallido de la violencia en la región y en los territorios palestinos. Lavrov fue a Arabia Saudita a reunirse con el ministro de Relaciones Exteriores, príncipe Saud, y el jefe de la inteligencia saudí (y autor del 11 de septiembre) príncipe Bandar.

También el jueves 15, el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores, Alexander Lukashevich le dijo a los reporteros que cualquier país que arme a los llamados rebeldes sirios incurriría en "violación flagrante a las normas fundamentales del derecho internacional".

El viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Segey Ryabkov, quien es también el representante de Rusia en las pláticas internacionales con Irán sobre su programa nuclear, se reunió con el principal negociador de Irán en una visita sorpresa a Teherán este miércoles, según informes de las agencias de noticias.