Senadora Ayotte: las mentiras de Obama peores que las de Rice

21 de noviembre de 2012

20 de noviembre de 2012 — Luego de que los presidentes de las Comisiones de Inteligencia de la Cámara de Representantes y el Senado, respectivamente el congresista Mike Rogers y la senadora Dianne Feinstein, confirmaron el 18 de noviembre que se investigaría el viraje del gobierno de Obama del "tema de discusión" sobre los ataques en Benghazi, la senadora Kelly Ayotte (Republicana de Nueva Hampshire) reorientó el enfoque el lunes 19 hacia el propio NerObama.

Entrevistada en el aguerrido Noticiero Fox, la senadora Ayotte argumentó que las mentiras de Obama sobre la naturaleza del ataque terrorista en Benghazi eran peores, y persistieron durante más tiempo, que las de la embajadora ante la ONU, Susan Rice, de triste fama por haber leído el 16 de septiembre los "temas de discusión" del memorando de inteligencia en donde se depuraron las referencias al terrorismo. "El Presidente" dijo Ayotte, "no solo se presentó en [el programa de] Letterman, Univisión, la entrevista en CBS, y 14 días después, ante las Naciones Unidas, en donde no lo calificó de ataque terrorista ni hizo referencias a que pudiera estar conectado a Al-Qaeda o a algún grupo afiliado a Al-Qaeda. De hecho, la única referencia que hizo a Al-Qaeda en el discurso al mundo ante la ONU fue que se había debilitado a Al-Qaeda y Osama bin Laden estaba muerto".

Ayotte agregó: "Esto, creo yo, va más allá de lo que hizo la embajadora Rice... ¿Por qué se presenta el Presidente ante el mundo 14 días después todavía incapaz de calificarlo de ataque terrorista?"

El 18 de noviembre, la conocida columnista del New York Times, Maureen Dowd rompió filas con la movilización que le ha impuesto la Casa Blanca al partido Demócrata y sus activistas para que defiendan precisamente estas mentiras. Dowd argumentó que defender el mito de "Nosotros matamos a Al-Qaeda" era exactamente la posible razón para haber desvirtuado lo que ya el Departamento de Estado y la CIA sabían sobre la participación del grupo terrorista cuando Rice habló en los programas de televisión el 16 de septiembre.

El 19 de noviembre, el ex analista de la CIA y director de inteligencia del Consejo de Seguridad Nacional, Paul G. Miller, escribió en el blog de la revista Foreign Policy que después de concederle a Obama el beneficio de la duda por dos meses, había llegado a la conclusión que la Casa Blanca estaba falsificando inteligencia tal y como lo hizo la Casa Blanca de Bush y Cheney. "Si la CIA juzgó que en el ataque de Benghazi estaban involucrados afiliados de Al-Qaeda y algún otro funcionario (probablemente de la ODNI) borró esta referencia, probablemente se debió a que ese funcionario sabía que el gobierno de Obama prefería la narrativa de que Al-Qaeda estaba al borde de una derrota estratégica y la ola bélica estaba cediendo" escribió Miller. "Lo preocupante es que el gobierno de Obama aparentemente ha insistido tanto en sus narrativas, tan proclamada y tan enérgicamente que los analistas de la comunidad de inteligencia ya no se sienten capaces de establecer simples hechos que contradigan la narrativa. Aparentemente la Casa Blanca es tan inflexible sobre esta posición que simplemente establecer un hecho como "Al-Qaeda estuvo involucrada en el ataque a Benghazi" sería suficiente para que el analista sintiera que esto le restaría credibilidad y acceso al Presidente.

"Esta inflexibilidad y dogmatismo intelectual es peligroso en la Casa Blanca" concluyó Miller.

El lunes en la tarde, 97 republicanos en la Cámara de Representantes le escribieron al presidente Obama para oponerse tajantemente al nombramiento de Susan Rice como Secretaria de Estado. Los legisladores republicanos de la Cámara de Representantes acusaron a Rice de "engañar voluntariamente o por incompetencia al pueblo estadounidense en el caso Benghazi" concluyendo que "A la luz de esta situación preocupante y las preguntas todavía sin respuestas, nos oponemos tajantemente a cualquier esfuerzo por nombrar a la embajadora Susan Rice para ocupar el puesto de Secretaria de Estado".