Exigen fiscal especial para el Benghazi-gate

27 de noviembre de 2012

27 de noviembre de 2012 — El representante texano Louie Gohmert, acompañado por oficiales militares retirados líderes de la organización "Special Operations Speaks" (SOS), una asociación de militares retirados de operaciones especiales, sostuvo una conferencia de prensa el pasado 16 de noviembre en Washington, DC, para dar a conocer la petición de SOS para que se investigue si el presidente Obama fue responsable de "crímenes graves y faltas leves" en la forma en que manejó el asunto Benghazi, antes, durante y después. La petición de SOS, que empezó a circular solo a principios de noviembre, contaba ya con la firma de 100,000 personas para el momento de la conferencia de prensa.

El congresista Gohmert hizo un llamado para que se nombre un fiscal especial que investigue "cuándo supo el Comandante en Jefe que la gente que moría bajo su mando estaban en realidad necesitando ayuda... Pusimos gente en peligro a nombre de esta nación. Estaban bajo amenaza de muerte. No se presentó la ayuda. Y lo que conseguimos fue un encubrimiento, pura y simplemente". Gohmert argumenta a favor de un fiscal especial que tenga, tras la investigación oficial, la fuerza para aplicar un castigo penal y encarcelamiento.

En Watergate, se emplearon tanto la Comisión selecta del Congreso como un Fiscal Especial para derrocar a Richard Nixon.

La petición de SOS le hace un llamado a los miembros del Congreso para que "inicien una investigación a fondo y abierta de los acontecimientos que rodearon a la masacre en Benghazi, incluyendo el por qué el gobierno de Obama negó las solicitudes de que se aumentara los niveles de seguridad en la embajada anteriores al ataque, cuándo supieron exactamente el presidente Obama y sus asesores sobre las verdaderas circunstancias del ataque, por qué el Presidente y sus asesores engañaron después al público sobre la naturaleza del ataque, y si se cometieron con esta campaña de desinformación crímenes graves y faltas leves.

"Nosotros le hacemos un llamado a los miembros del Congreso para que tomen las medidas necesarias para asegurar que, si el gobierno de Obama cometió crímenes graves y faltas leves, los responsables de perpetrarlos rindan cuentas por sus actos".

Al dar a conocer la petición justo antes de las elecciones, el presidente del SOS general José Stingham, enfatizó que cualquiera que fuese su resultado, Obama debe ser hecho responsable, si se le encuentra culpable de "crímenes graves y faltas leves".