En víspera del Día de Gracias, Obama emite una orden ejecutiva para apresar y procesar a quien denuncie sus arbitrariedades

28 de noviembre de 2012

28 de noviembre de 2012 — El 21 de noviembre, Obama firmó un "Memorando Presidencial -Política Nacional sobre Amenaza Interna y Normas Mínimas para los programas sobre amenaza interna de la rama Ejecutiva". Gran parte del documento está clasificado como secreto, pero la carta de envío en el portal electrónico de la Casa Blanca deja en claro que el propósito es cazar más eficientemente a los denunciantes, entre otros medios (no revelados), mediante el monitoreo del uso de toda información clasificada por parte de todos los empleados federales.

Ya en su primer período, el gobierno de Obama había hecho más para perseguir a los denunciantes que en cualquier otro gobierno en la historia reciente de Estados Unidos. Por ejemplo, usó más la "Ley de Espionaje" de la Primera Guerra Mundial, en contra de los denunciantes, que todos los gobiernos anteriores juntos. El Departamento de Justicia de Obama sigue persiguiendo implacablemente a los denunciantes que pusieron al descubierto los programas de tortura y grabaciones telefónicas sin orden judicial de Bush (extendidas a Obama) y otros abusos. Los agentes judiciales federales que pusieron al descubierto " Rápido y Furioso" fueron perseguidos y despedidos, y así por el estilo.

Al mismo tiempo, lacayos de Obama como David Axelrod filtran impunemente cuanta información clasificada les viene en gana para el provecho político de Obama.