El occidente anti Assad se organiza para armar a la nueva oposición siria

17 de noviembre de 2012

17 de noviembre 2012 — Luego de que los monarcas de los países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) y Francia le dieron su reconocimiento a la llamada Coalición Nacional de Fuerzas Revolucionarias de Oposición Siria (CNFROS) —que se formó el 11 de noviembre en Doha, Qatar—se les sumó Turquía en ese reconocimiento. El propósito de estos gobiernos de occidente y Medio Oriente que quieren derrocar a Assad en Siria, las naciones que en occidente y en el medio oriente que se oponen a Assad, es utilizar este nuevo grupo de diversas fracciones recién fundado como un gobierno en el exilio formalmente y abastecerlos con armas para derrocar con violencia al régimen sirio.

Gran Bretaña, el principal instigador de esa coalición, dio un paso más hacia el reconocimiento del CNFROS, cuando el secretario de Relaciones Exteriores británico, William Hague, se reunió en Londres con el presidente del grupo, Moaz al-Khatib, y con dos de sus lugartenientes. Después de la reunión, Hague dijo que se sentía "animado" por la conversación y que estaba "examinando de nuevo una prohibición de la Unión Europea que prohíbe armar a la oposición", por lo cual Londres solo ofrecía por lo pronto un respaldo no ofensivo. Un periódico libanés, NOW Lebanon, informó que no obstante Hague ha dicho que Gran Bretaña se inclina a reconocer a este grupo como un gobierno legítimo de Siria.

Es evidente que Gran Bretaña, Francia, y las naciones árabes del Golfo están avanzando con sus planes para proveer armas a este grupo, para que derroque al régimen de Assad. El 12 de noviembre, el periódico Guardian del Reino Unido, informó que la oposición siria le había dicho a este periódico que les habían prometido que recibirían apoyo militar de Occidente, a cambio de la creación de un frente unido.

Yaser Tabbara, vocero de la coalición, le dijo al Guardian que, "Hemos satisfecho un gran número de inquietudes y hemos cumplido con una cantidad de condiciones sobre la oposición armada en Siria en términos de responsabilidad y unidad, y creo que la comunidad internacional está lista para invertir en la oposición tanto militar como políticamente. Esa es la sensación que tuvimos en Doha". La coalición, señaló, pedirá "el tipo de armas con las cuales podamos imponer nosotros una zona de exclusión", en referencia a los misiles antiaéreos portátiles que los rebeldes han estado procurando desde hace tiempo.