Terroristas libios plantados en Siria por los británicos

24 de diciembre de 2011

23 de diciembre de 2011 -- Un corresponsal de ABC, el tercer periódico más grande de interés general en España, encontró tres terroristas libios dentro de Siria con el propósito de suministrar armas a la oposición de ese país al régimen de Bashar al Assad. Lo más revelador es que esos tres libios operan a nombre del islamista libio Abel Hakim Belhadj, miembro veterano del Grupo de Combate Islámico Libio (GCIL), el cual a su vez es manejado de arriba abajo por Tony Blair y el M16 de Gran Bretaña.

El GCIL ha sido por mucho tiempo un grupo terrorista protegido por Gran Bretaña que fue utilizado luego para derrocar y después matar al presidente de Libia, el coronel Muammar Gadafi. El GCIL es un grupo extremista islámico formado en 1990 en la zona de la frontera entre Afganistán y Pakistán. En los 1990, el GCIL fue utilizado por el M16 para llevar a cabo varias operaciones dentro de Libia, incluyendo el intento de asesinato del coronel Gadafi en 1996. Aunque venia trabajando con Al Qaeda dentro de Afganistán, el 3 de noviembre del 2007, el GCIL se fusiono formalmente con Al Qaeda.

Sin embargo, mucho antes de 2007, cuando Estados Unidos invadieron Afganistán, el GCIL, identificado por EU como un grupo terrorista, estaba trabajando con Al Qaeda. Cuando EU invadió Afganistán, Gran Bretaña recogió a algunos de sus líderes que estaban bajo la amenaza de ser eliminados por Afganistán y se los llevó al Reino Unido. Cuando menos cinco líderes del GCIL aparecieron en Gran Bretaña: Maftah Mohamed ElMabruk; Abdelrazag Elsharif Elosta; Abdulbasit Abduirahim, Ismail Kamoka, un miembro veterano del GCIL con sede en Gran Bretaña, y Norman Benotman.

En Agosto del 2010, Norman Benotman, identificado por el diario británico The Observer como un miembro prominente del CGIL y quien había peleado contra los soviéticos en Afganistán, fue designado como analista principal en la Fundación Qilliam. Esta fundación fue creada con el dinero de los contribuyentes británicos por Tony Blair y Jack Straw, con el propósito supuesto de ``observa'' a otros yijadis que operaban bajo la protección del M16. Benotman renuncio a su imagen de yijadi y trabajo a beneficio de Gran Bretaña, asegurando la liberación por parte del actual gobierno de Libia, el Consejo Nacional de Transición, de 600 ex activistas que estaban en prisión, alegando a su favor el papel de primerísimo lugar que jugó el GCIL en el frente para remover a Muammar Gadafi.