La revista Forbes entre las que hacen un llamado por la Glass-Steagall

8 de enero de 2013

8 de enero de 2013 — Cada vez más grupos empresariales y bancarios locales en Estados Unidos se pronuncian a favor del restablecimiento de la Glass-Steagall, de ahí que la revista Forbes hizo un llamado de nuevo a favor del restablecimiento en un artículo publicado el 4 de enero en donde critica fuertemente el comportamiento de JPMorgan Chase.

En el artículo titulado "JPMorgan Chase debe entregar los registros Madoff", se argumenta que el gigantesco megabanco está encubriendo sus propios nexos con la estafa de la pirámide financiera de Bernie Madoff, de la cual se beneficiaron y luego "se escaparon" y ha sido demandado (sin éxito) por los fideicomisarios de las víctimas de Madoff. El banco se ha negado a entregar ningún documento en relación a la operación de Madoff al Departamento de Justicia, que se los ha "requerido".

"El banco ha negado repetidamente haber tenido conocimiento sobre el fraude de Madoff, a pesar de que se las agenciaron para retirar unos $276 millones de los fondos alimentadores de Madoff unas tres semanas antes de que fuera arrestado el estafador" escribe Forbes. "Chase no solo necesita entregar esos documentos sino que le debe al público, los inversionistas de Madoff y los accionistas, un rendimiento de cuentas completo sobre su papel en la mayor estafa de pirámide financiera de toda la historia. El banco todavía está ardido por las pérdidas en la comercialización con derivados Whale en Londres, que se calculan en más de $6 mil millones".

"El caso Madoff no es más que otro argumento más para que restablezcan las protecciones Glass-Steagall que se aprobaron en los 1930, pero que fueron eliminadas en 1999 durante una catastrófica desregulación para la industria".

"¿Por qué se les sigue permitiendo a los bancos realizar transacciones riesgosas en tanto que se apegan rígidamente a la doctrina del gobierno de los demasiado grandes para quebrar? Por lo menos, sus operaciones de transacciones-inversiones deben ser entidades separadas de los negocios de depósitos y préstamos que tienen respaldo federal. Bajo este escenario, las unidades bancarias tradicionales se mantendrían alejadas de operadores de fondos especulativos falsos como Madoff".

El mismo día, la publicación American Banker informó que la Oficina de del Contralor de la Moneda (OCC) del gobierno de Obama le ha dado más tiempo a los bancos para que cumplan con las restricciones sobre sus actividades son swaps/derivados, "un periodo de transición". La FDIC, OCC y la Reserva Federal originalmente habían dado como plazo el 16 de julio. Pero en su calidad de regulador original, la [legislación] Dodd-Frank le permite a la OCC demorarlas y así lo está haciendo. Si se instrumentaran las restricciones, "las instituciones de depósito no podrían usar la ayuda federal que reciben —como son las garantías federales por depósitos o acceso a la ventanilla de descuento— para apoyar ciertas actividades con swaps".

El blog financiero NerdWallet.com publica un artículo breve el 5 de enero, "El primer día del año legislativo, un proyecto de ley bipartidista para restablecer la Glass-Steagall" sobre la introducción del proyecto de ley Kaptur-Jones y el apoyo en el 112 congreso. El blog destaca la cobertura que le dio el Huffington Post a los senadores Warren y King.

El dirigente de LPAC en Dakota del sur, Ron Weizcorek publica una carta larga sobre "Solo la Glass-Steagall puede evitar un desplome económico" en el sitio electrónico Daily Republic de Sioux Falls, informando sobre los nuevos desarrollos en el Congreso.