El Alivio Cuantitativo 3 de Bernanke crea otra burbuja criminal más

3 de octubre de 2012

3 de octubre de 2012 — El presidente de la Reserva Federal (Fed) Ben Bernanke pronunció una defensa total de su política hiperinflacionaria de 'Relajamiento Cuantitativo 3' (llamado 'QE3', por sus siglas en inglés) en su discurso del 1 de octubre ante el Club de Economía de Indiana en Indianápolis, jactándose de que el finado ganador del premio Nobel y promotor del monetarismo Milton Friedman "hubiera apoyado lo que estamos haciendo", cosa que indudablemente es cierta. "Estamos tratando agresivamente, como ustedes saben, de evitar el desplome del sistema bancario. Todas estas son cosas que Friedman hubiera apoyado".

El diario Financial Times de Londres informó el martes objetivamente que la política de QE3 de Bernanke ya está creando otra burbuja especulativa más en el mercado hipotecario. El artículo dice que "los intereses que los bancos están pagando por los bonos hipotecarios se redujeron del 2.36% el 12 de septiembre, el día anterior a que la Fed anunciara su programa [QE3], hasta un nivel tan bajo de 1.65% la semana pasada... Esto significa que la ganancia, o diferencial, que los bancos ganan de crear nuevas hipotecas para propietarios de vivienda pagando alrededor de 3.4% y vendiendo los préstamos en el mercado secundario, se ha elevado en alrededor 1.6%". Todo esto se beneficia con el hecho de que la Fed también está comprando $40 mil millones al mes de bonos basados en hipotecas (llamados MBS en inglés), "que ha enviado los precios de los préstamos hipotecarios empaquetados hasta las nubles en el mercado secundario".

¿Exactamente que tan estúpido es esto? De lo más estúpido.

El Financial Times cita a Bill O'Donnell, un estratega de valores del Royal Bank of Scotland: "los inversionistas están estacionando sus cerebros y uniéndose a la fiesta, comprando MBS a sabiendas de que va a haber un comprador dispuesto a quedarse con ellos a niveles antieconómicos".

¿Y qué tan criminal es esto?

Bueno, considérese el hecho de que el Fiscal General del estado de Nueva York, Eric Schneiderman, acaba de presentar cargos civiles en contra de JP Morgan, debido a que Bear Stearns, del que se apoderó JP Morgan después de la crisis del 2008, estuvo involucrado en casi la misma cosa: "declaración material falsa sobre la calidad de los préstamos en los valores" e "ignorar la evidencia de los defectos más amplios en los préstamos que ellos empaquetaron y vendieron a los inversionistas", según el artículo del 2 de octubre de Gretchen Morgenson en el New York Times.