Halligan lleva la Glass-Steagall a los principales medios noticiosos

16 de enero de 2013

16 de enero de 2013 — Por primera vez, aparte de la EIR y de LaRouche PAC, el hecho de que hay una resolución para restablecer la ley Glass-Steagall en el Congreso de Estados Unidos se dio a conocer en los principales medios noticiosos a internacionales, cuando el columnista Liam Halligan escribió en el periódico londinense Daily Telegraph el pasado 12 de enero: "La semana pasada, se introdujo otra resolución en el Congreso para restablecer la división bancaria de la lay Glass-Stegall de la época de la Depresión, patrocinada conjuntamente por destacados demócratas y republicanos. En tanto que una resolución anterior se venció en el Congreso anterior, esta parece que esta ganando fuerza rápidamente".

El hecho de que Halligan haya dado a conocer la noticia de la legislación estadounidense 9 días después de que fuera introducida la resolución, contrasta enormemente con la cobertura a la Glass-Steagall durante el 2012, cuando quienes hablaban de ésta casi nunca llegaron a mencionar la existencia de la propuesta HR 1489 que proponía su restablecimiento precisamente, y mucho menos el amplio respaldo que tenía.

Al mismo tiempo, Halligan ha criticado duramente la política de relajamiento cuantitativo (la política de imprimir dólares para rescatar a los bancos insolventes), y ha insistido en que se implementen todas las medidas de la Glass-Steagall —en vez de la idea completamente inútil de dejar que los bancos separen sus operaciones supuestamente— por lo menos desde principios del 2011. Ahora, finalmente, como han documentado la EIR y LaRouche PAC, hay muchas indicaciones de que se está sucediendo un verdadero cambio de política, señala Halligan.

"Hasta hace poco, aunque mis opiniones están lejos de únicas, si estaban fuera de la política establecida. A pesar de haber recibido correos electrónicos 'privados' de parte de eminentes economistas, estrategas de la ciudad y legisladores afirmando que están de acuerdo conmigo, casi ninguno aceptó mi invitación para decir eso mismo por escrito. Recientemente, sin embargo, he visto señales, por lo menos, de que la sabiduría convencional está comenzando a resquebrajarse, no solo en cuanto al relajamiento cuantitativo, sino también en lo de la separación voluntaria de las operaciones bancarias también. Esto me sorprende como buena noticia. Tres años tarde, sí, pero de todos modos buenas noticias".

El actual gobierno del Reino Unido —a pesar de que hay quienes disienten, incluyendo a la comisión del Parlamento— está ahora legislando para implementar la separación voluntaria en vez de implementar todas las medidas de la Glass-Steagall, escribió Halligan.

Sin embargo, "aunque la mayoría de los políticos del Reino unido parecen comatosos cuando llega el momento de tratar estas cuestiones tan importantes (hay excepciones honorables), en los Estados Unidos el disentimiento está creciendo visiblemente", señala Halligan y cita la nueva resolución para restablecer la Glass-Steagall y el apoyo bipartidista que tiene.

"Mientras muchos liberales estadounidenses han afirmado por algún tiempo ya que la actividad de los grupos financieros más grandes de Estados Unidos debería separarse, y separarse el sistema bancario, importantes republicanos se les están uniendo, porque se figuran que los grandes bancos están resultando muy costosos si van a seguir necesitando que el Estado los rescate financieramente".

"Hay un reconocimiento cada vez mayor, también, de que la Regla Volcker —que impide a los bancos de inversión que utilicen los depósitos de sus bancos comerciales para especular a su cuenta— será impotente, puesto que Wall Street simplemente va a conseguir cada vez más métodos innovadores para disfrazar las inversiones de la casa. Los republicanos de la Comisión de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes y la Comisión Bancaria del Senado están también estudiando el punto de vista de que sería preferible una 'clara separación' bajo las normas de la Glass-Steagall que la abrumadora regulación que representa la ley Dodd-Frank.

"Además, Elizabeth Warren acaba de hacer público su respaldo a la Glass-Steagall". Luego de que el "Presidente Obama se sometió a sus amigotes banqueros y rehusó nombrarla a ella" como jefa de la Oficina de Protección Financiera del Consumidor, "Warren respondió ganando las elecciones al Senado y ahora forma parte de la comisión responsable de la regulación y supervisión a los bancos".

"Esta batalla por la Glass-Steagall no se ha terminado, en ninguno de los lados del Atlántico. Ni mucho menos. Solo podemos esperar que no se necesite otro colapso para forzar a nuestros gobiernos a usar la cabeza", concluyó Halligan.