Obama despidió al jefe del Centcom James Mattis

22 de enero de 2013

22 de enero de 2013 — Se confirman los informes que tenían LaRouchePAC y la EIR de que el Presidente Obama está detrás del reemplazo del Jefe del Comando Central de Estados Unidos, General James Mattis y que esta no se trata de una rotación normal de mandos. La confirmación provino del conocido ex corresponsal de asuntos militares del Washington Post, Thomas E. Ricks, quien tiene contactos extensos y profundos con el establecimiento militar de EU, y que informa en su blog del 18 de enero que "el rumor en la calle de la seguridad nacional" es que a Mattis se le está dando el tratamiento del indeseable y se le ha dicho que tiene que desocupar sus oficinas unos meses antes de lo planeado.

Las fuentes de Ricks le dijeron que la razón es que Mattis insistía en hacer las preguntas difíciles sobre los efectos de segundo y tercer orden de un ataque en contra de Irán, preguntas que aparentemente no eran bien recibidas en la Casa Blanca. Las fuentes de Ricks confirmaron lo que las fuentes de la EIR dijeron hace como un mes —después de que el Pentágono anunció que el general del Ejército, Lloyd Austin era el candidato para reemplazar a Mattis— que Obama está detrás de todo esto. Mattis en efecto, está aliado desde hace tiempo con los esfuerzos del Jefe del Estado Mayor Conjunto, general Martin Dempsey, de obstruir la campaña hacia una confrontación termonuclear con Rusia y China, una razón más que suficiente por la cual los controladores británicos de Obama querían sacar a Mattis.

Luego de describir diversas razones por las que es totalmente errado tratar así a Mattis (no siendo la menor que los infantes de Marina tienen memorias grandes y nunca olvidan quien los trata mal), Ricks va más al punto sobre sus impresiones sobre el equipo de seguridad nacional de Obama: "Me impresionan por lo politizados, defensivos y de mente estrecha" escribe. "Estas son personas que no van a reconocer cuando se equivocan, y van a tratar como enemigos a cualquiera que les diga que la regaron. Y así es como se repiten cosas como Vietnam". Ricks no lo dice pero esta es exactamente la forma en que el exsecretario de la Defensa Donald Rumsfeld —uno de los arquitectos del fiasco de Irak sobre lo cual también escribió extensamente Ricks— trató al alto mando militar.

De ninguna manera este es el fin de la historia.