Televisión Pública de EU cuestiona: ¿Son algunos bancos "demasiado grandes" para ir a la cárcel?

27 de enero de 2013

25 de enero de 2013 — El programa Frontline, que difunde el sistema de la televisión pública nacional (PBS, por sus siglas en inglés) presentó una nueva investigación en su programa del martes 22, llamada "Los Intocables — por qué los líderes de Wall Street sean evadido la persecución judicial con los fraudes relaciones a la venta de hipotecas malas". Para empezar, el blanco principal de la investigación es el Departamento de Justicia (DJ), y en particular el responsable de iniciar cualquier acusación penal, Lanny Breuer, director de la División Penal del Departamento de Justicia, quien se ha ganado el título de su cargo como uno de los mayores criminales de la nación.

Un segmento clave del progrma es cuando Martin Smith, conductor de Frontline, le pregunta a Breuer sobre un declaración que dio, en la que dijo que el "se acuesta [sic] despierto en la noche" preocupado por lo que le sucedería a Wall Street si emprendiera una acusación en contra de un banco importante de Wall Street. Breuer respondió sin rodeos: "Si inicio un caso en contra de la Institución A, y ello causa un gran efecto económico, un efecto de propagación que afecte a otras partes y contrapartes gravemente, es un factor que tenemos que saber y entender".

El senador Ted Kaufman, quien encabezó un esfuerzo frustrado para obligar al DJ a meter a la cárcel a los banqueros delincuentes, respondió a esa declaración de Breuer: "Eso fue muy alarmante para mí, muy alarmante. Eso nunca se planteó en ningún momento en ninguna de nuestras pláticas. Ese no es el trabajo de un fiscal. El trabajo de un fiscal es perseguir el comportamiento criminal, no el de estar despierto en la noche tratando de decidir el futuro de los bancos".

El programa de una hora repasa las pruebas abrumadoras de fraude masivo perpetrado por los bancos de Wall Street, entrevista al senador Kaufman y sus asistentes, a los Procuradores Generales del estado de Nueva York Eliot Spitzer y Eric Schneiderman, a Phil Angelides (quien encabezó la comisión del Congreso que investigó los fraudes de los bancos en la crisis hipotecaria) e incluye varias entrevistas a Breuer, donde repite hasta el cansancio "estos fuero casos muy duros" y "nunca tuvimos evidencia suficiente para probar sin duda razonable que hubo un propósito criminal".