Putin: la política hacia Libia y Siria condujo a Malí y Argelia

29 de enero de 2013

29 de enero de 2013 — En sus comentarios durante la presentación de credenciales de 19 embajadores extranjeros en el Kremlin el 24 de enero, el presidente ruso Vladimir Putin destacó de nuevo las trágicas consecuencias de negarse a permitir que sea el principio de soberanía el que gobierne las relaciones internacionales.

"Solo miren lo que está sucediendo en el Medio Oriente y en África: el conflicto en Siria se ha prolongado por casi dos años; el caos en Libia, acompañado por la proliferación incontrolable de armas, contribuyeron a exacerbar la situación en Malí. Las trágicas consecuencias de estos acontecimientos llevaron a los ataques terroristas en Argelia que cobraron las vidas de civiles, incluyendo extranjeros", ijo Putin.

Putin planteó esta advertencia en el siguiente contexto, según la transcripción de sus declaraciones en eng.Kremlin.ru:

"Rusia apoya de manera congruente la apertura cada vez mayor en el ámbito mundial, el arreglo de los problemas existentes por medios políticos y diplomáticos, con respeto total por la soberanía, la integridad territorial y la igualdad de todos los Estados".

"Yo creo que dicho enfoque es particularmente pertinente en una época en que las relaciones internacionales enfrentan desafíos y amenazas cada vez más numerosos. Solo miren lo que está sucediendo en el Medio Oriente y en África: el conflicto en Siria se ha prolongado por casi dos años; el caos en Libia, acompañado por la proliferación incontrolable de armas, contribuyeron a exacerbar la situación en Malí. Las trágicas consecuencias de estos acontecimientos llevaron a los ataques terroristas en Argelia que cobraron las vidas de civiles, incluyendo extranjeros"

"Yo quiero subrayar que en una situación así de difícil, Rusia continuará velando por el respeto al estado de derecho y el papel central de las Naciones Unidas. Nuestro país, como miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU, está totalmente consciente de su responsabilidad en el mantenimiento de la seguridad en el mundo y está comprometido a unir esfuerzos con sus socios para enfrentar desafíos comunes y continuar con una agenda positiva y unificadora".