Jefe del Estado Mayor ruso ... hablan de amenazas militares, posibilidades de "grandes guerras" y guerra irregular constante

29 de enero de 2013

Jefe del Estado Mayor ruso y Ministro de la Defensa hablan de amenazas militares, posibilidades de "grandes guerras" y guerra irregular constante

29 de enero de 2013 — Durante una importante conferencia militar el sábado 26 de enero, el general Valeri Gerasimov, Jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia, caracterizó de manera franca la situación estratégica. "Nadie descarta la posibilidad de guerras grandes" dijo Gerasimov, "y no puede haber dudas de no estar preparados ante esto". Luego agregó: "Sin embargo, los focos de inestabilidad en el perímetro de nuestras fronteras representan el mayor peligro para nuestro país actualmente". Los cables noticiosos de Rusia reportan ampliamente las declaraciones de Gerasimov, que dio en el maraco de la conferencia anual de revisión de la Academia de Ciencias Militares (ACM), una organización no gubernamental que trabaja estrechamente con el Estado Mayor de Rusia. También asistieron a la reunión el Ministro de la Defensa, general Sergei Shoygu, el viceprimer Ministro, Dmitri Rogozin y el general del Ejército (r) Makhmut Gareyev, un estratega de alto nivel fundador y director de la ACM.

Gerasimov señaló qué funciones militares se podrían descentralizar y cuales tienen que estar absolutamente bajo la dirección directa de personal militar, un tema álgido bajo las actuales presiones de recorte presupuestal en Rusia y después de que fue despedido el contador Anatoli Serdyukov como Ministro de la Defensa envuelto en un enorme escándalo de corrupción a fines del año pasado.

El Jefe del Estado Mayor de Rusia también aludió a la proliferación de guerras no declaradas: "En el periodo reciente, hay una tendencia visible a borrar los límites entre un estado de paz y un estado de guerra. Ya no se declaran las guerras y las que se han iniciado no proceden siguiendo los modelos familiares. Al mismo tiempo, los tipos de conflictos nuevos son comparables a una guerra por sus consecuencias". Como ejemplo de dichas guerras no tradicionales, Gerasimov citó las "revoluciones de colores" dirigidas en contra de países en Eurasia y el Medio Oriente. Dijo que éstas han demostrado cómo "hasta una nación relativamente próspera puede caer víctima de la intervención extranjera y hundirse en el caos". Describió "el uso amplio de medidas no militares y la activación de la protesta potencial de la población de un país" así como también "el uso de medidas militares encubiertas" como parte de este marco. Resumió "el papel de la ciencia militar es crear una teoría coherente de operaciones asimétricas". Si los estrategas contestan la pregunta de "¿qué es una guerra moderna?", dijo, "entonces podemos determinar la perspectiva para construir nuestras Fuerzas Armadas". En este esfuerzo, concluyó, "no debemos copiar la experiencia extranjera u orientarnos hacia los países líderes, sino que tenemos que hacer nuestros propios esfuerzos".

El general Shoygu, también lanzó una nota de alarma en su segundo discurso importante en dos días (el día anterior fue el orador principal en la celebración del 250 aniversario del Estado Mayor Ruso, creado como cuerpo permanente en 1763 al final de la guerra de los Siete Años). Shoygu dijo: "Los métodos que recurren a la fuerza continúan teniendo un papel importante en la resolución de los conflictos económicos y políticos entre los países. En varias zonas, se intensifican los peligros militares de la Federación Rusa. Hay 'puntos calientes' cerca de nuestras fronteras, y nuestra nación tiene que estar preparada para responder a cualquier desafíos o amenazas; con este fin necesitamos unas fuerzas armadas con la mejor estructura organizativa posible, un sistema de mando efectivo, armamento moderno y personal profesional".

El general Gareyev, quien a la edad de 89 años es uno de los veteranos de más alto rango sobrevivientes de la Segunda Guerra Mundial y quien fue un destacado estratega en los 1980 bajo el mando del finado jefe del Estado Mayor Mariscal Nikolai Ogarkov, también habló en la reunión de la ACM, que el ayudó a fundar en 1994. Gareyev habló del desafío de entrenar oficiales para el período actual. "Solo el alto mando, con sus especialistas altamente calificados" dijo, "está en posición de garantizar que las instituciones educativas superiores tengan los recursos materiales, los maestros, el currículo y la literatura académica más sofisticados". En declaraciones hechas en la conferencia , que reportan Itar-TASS e Interfax, Gareyev también destacó la misión estratégica nuclear de las Fuerzas Armadas: "En particular, hemos de discutir el desarrollo prioritario de nuestras fuerzas nucleares estratégicas y el sistema de defensa espacial, como el factor decisivo en la disuasión estratégica de las amenazas más importantes de hoy en día".

Gareyev es famoso por ser un innovador en las tácticas combinadas de las ramas militares y por su énfasis en "armamento basado en nuevos principios físicos". En 1990, causó revuelo con un libro sobre las posibilidades de que dichos armamentos "convencionales" se elevaran al mismo nivel estratégico que las armas nucleares. Aunque la ACM es formalmente una organización no gubernamental, la institución y Gareyev mismo han hecho grandes aportes a todas las revisiones oficiales de la doctrina militar rusa del período post soviético.