Continúa la sacudida en el Ministerio de la Defensa de Rusia; el general Gerasimov es Jefe del Estado Conjunto

16 de noviembre de 2012

16 de noviembre de 2012.- Después del despido de Anatoli Serdyukov como Ministro de la Defensa de Rusia y su reemplazo por el general Sergei Shoygu, quien presidió el Ministerio de Emergencias por dos décadas, el presidente Vladimir Putin anunció ayer cambios en las altas jerarquías del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia y otras posiciones del Ministerio de la Defensa. El Jefe del Estado Mayor general Nikolai Makarov dimitió de su cargo después de cuatro años en el cargo, siendo reemplazado por el general Valeri Gerasimov. Este último, recientemente se desempeñaba como comandante del Distrito Militar Central; antes de esto fue Jefe Adjunto del Estado Mayor durante 18 meses de 2010 a 2012.

Makarov y Gerasimov han sido igualmente explícitos en ciertos asuntos estratégicos, como es que el sistema de defensa antimisiles Europeo (BMD) de la OTAN y EU es inaceptable. En la conferencia en Moscú sobre el BMD en mayo pasado, fue Gerasimov el que presentó un video animado detallado para demostrar por qué el programa BMD global de EU amenaza las fuerzas de disuasión estratégicas nucleares de Rusia.

Putin también nombró al general Arkadi Bakhin, hasta ayer comandante del Distrito Militar Occidental, como el nuevo primer viceministro de la Defensa y ascendió al general Oleg Ostapenko de su puesto de comandante de las Fuerzas Aeroespaciales al estatus de viceministro de la Defensa. Bakhin reemplazó a Alexander Sukhorukhov, ex funcionario de la KGB y del Ministerio de Finanzas, quien estuvo en el puesto de primer viceministro por solo un año, desde que Serdyukov lo puso al cargo de las compras de defensa. Los comentaristas rusos esperan que otros que llevó consigo Serdyukov para que reformaran el sector, también se van a ir pronto. Últimamente, de los ocho viceministros de la defensa, solo dos eran militares de carrera en tanto que cuatro eran exfuncionarios fiscales contratados por Serdyukov.

Después de que Shoygu se lo presentó a Putin en una reunión televisada ayer, el general Gerasimov dijo "yo creo que los esfuerzos del Estado Mayor deben de estar enfocados totalmente en el objetivo principal que es garantizar que nuestras Fuerzas Armadas estén listas para el combate y sean capaces de llevar a cabo todas las misiones que se les encomienden". Putin respondió destacando que el sector de la industria de defensa era decisivo en la actualidad. "El Estado Mayor tiene un gran peso en las decisiones sobre el tipo de armas con el que abastecemos a las diferentes ramas y tropas de las Fuerzas Armadas" dijo Putin, y agregó: "El problema es que últimamente nos habíamos topado con el Ministerio de la Defensa que cambiaba las demandas que le hacía a la industria de defensa. Esto es natural por supuesto, porque las circunstancias constantemente cambiantes nos exigen que hagamos ajustes. La ciencia y la tecnología en este sector se desarrollan rápidamente, y todo el tiempo están surgiendo nuevos medios de guerra. Por supuesto necesitamos convertir los últimos avances en nuestro punto de referencia, pero al mismo tiempo, también es esencial un grado de estabilidad. Yo espero mucho que usted y el ministro van a tener éxito en construir una asociación buena y estable con las compañías de la industria de defensa".

Un comentario en RIA Novosti sobre los cambios destacados aquí y otros relacionados, dice que Gerasimov "va a tener que enfrentar la tarea de mejorar el número de oficiales militares en los cuarteles generales del Estado Mayor en Moscú, ya que sus predecesores fueron criticados por llevar a cabo reducciones desproporcionadas e inaceptables que obstaculizaban el trabajo de este cuerpo militar fundamental. Otro legado negativo que dejó Makarov son las reducciones excesivas en el número de colegios militares y una fuga significativa de científicos de alto nivel de los proyectos de investigación relacionados con la defensa... Finalmente se espera que Gerasimov sea clave en ayudar al nuevo ministro de la Defensa en optimizar las relaciones entre las fuerzas armadas y la industria de defensa, al aportar una perspectiva clara del tipo de armamento que más requiere el Ejército ruso. Lo más probable es que tanto Shoygu como Gerasimov van a necesitar encontrar un balance fino entre la compra de equipo militar hecho en Rusia con el armamento extranjero, con el fin de evitar dañar los intereses de los fabricantes rusos de armas cuya influencia de cabildeo en los círculos donde se toman las decisiones políticas es indudablemente fuerte".

El Primer Ministro Dmitri Medvedev, mientras tanto, estuvo entre los primeros en apresurarse a decir públicamente que el ministro de la Defensa Shoygu iba a continuar el proceso de reformas que se empezó con Serdyukov. Esto implicó el retiro temprano para muchos oficiales, cuando las unidades que ellos comandaban, incluso divisiones enteras de la era soviética que en los últimos años no se habían dotado totalmente de personal, fueron desbandadas. Serdyukov provocó la ira de buena parte del cuerpo de oficiales por su papel en instrumentar esta reorganización. Mientras tanto, varias fuentes británicas expresaron consternación por el nombramiento de Shoygu. Nicholas de Larrinaga de Jane's Defence Weekly envió un correo electrónico diciendo, "Shoygu llega con una reputación de ser un administrador fuerte, pero su posición sobre la reforma está menos clara". La revista londinense The Economist, siempre adversa a Putin, tiene un titular "Defensa Rusa, reforma y te despedirán: el despido del ministro de la Defensa de Rusia pudiera ser un retroceso en la reforma militar".

Esta semana también se intensificó la inestabilidad política debido a casos de corrupción mayúsculos en otras instituciones rusas. Ayer la noticia principal en los noticieros nacionales de la TV rusa eran los cargos por malversación de fondos por 6,500 millones de rublos en contra de la compañía Russian Space Systems, que construye GLONASS (el sistema GPS de Rusia) y otros satélites para Roscosmos. Hoy fue arrestado y se mantiene detenido sin derecho a fianza bajo cargos de malversación de 178 millones de rublos de los fondos del gobierno destinados a la reciente cumbre de la APEC en Vladivostok, el ex viceministro de Desarrollo Regional Roman Panov, quien hace apenas una semana había llegado a ser el jefe de gobierno de la Región Perm.