¿Obama va a optar por una austeridad por retención presupuestal?

30 de enero de 2013

30 de enero de 2013 — Como ya le habían informado fuentes sindicales a la EIR el mes pasado, la Casa Blanca de Obama ya había examinado con senadores demócratas un plan para lanzar una nueva escalada de políticas de austeridad, al dejar que entraran en vigor los recortes por "retención presupuestal" por $ 1.1 billones de dólares en un período de 10 años.

Dos artículos en The Hill del 29 de enero comentan las probabilidades las cada vez mayores de que se produzcan los recortes por retención presupuestal a entrar en efecto el 1 de marzo, después de que el presidente de la Comisión Presupuestal Paul Ryan dijo en el programa de TV dominical "Meet the Press" el 27 de enero que la retención "va a darse" y que el pensaba que era decisión política de la Casa Blanca que se diera. Citan a los senadores John McCain y Carl Levin diciendo que ellos "esperaban" que se pudiera evitar, pero no se está haciendo nada para evitarlo. La retención presupuestal significa que se define una cantidad, en este caso $1.1 billones, y se recorta el presupuesto por parejo proporcionalmente, sin ninguna prioridad, ya sean gastos sociales, de defensa, o meramente administrativos.

El Subsecretario de la Defensa, Ashton Carter, dijo en entrevista del 29 de enero con el noticiero Bloomberg en el Pentágono que "nos estamos preparando en serio ante el caso en que automáticamente entren en efecto el 1 de marzo recortes por hasta $45 mil millones en la Defensa. De lo que yo he escuchado, tengo que concluir que es más probable que improbable que vayamos a tener que llevar esto a cabo realmente". El 26 de enero, Carter había anunciado "hasta" 46,000 despidos empezando por el Pentágono. En gran parte se trata de trabajadores con contrato "temporal", pero también han circulado memorandos del Secretario de la Defensa Panetta y los Jefes de Servicios especificando permisos sin goce de sueldo también de empleados de base adicionales. Los contratos del Pentágono se redujeron en un 23% o en $3 mil millones, en las primeras tres semanas de enero.

Casi todos los contratistas medianos y grandes de la Defensa han empezado a hacer despidos, unos cientos aquí, otros cientos allá, preparándose para mayores recortes por venir.

El 29 de enero, el líder de la bancada de mayoría en el Senado, Harry Reid, anunció que los demócratas en el Senado pudieran presentar un plan la próxima semana para llevar a cabo los recortes por retención en fases a la vez que se reduce el tamaño de los recortes con nuevos impuestos.