El ataque aéreo de Israel a Siria: Amenaza de una nueva invasión

31 de enero de 2013

31 de enero de 2013 — El miércoles 30 Israel lanzó un ataque aéreo contra un Centro de Investigación sirio cerca de la frontera con Libia. Los informes de Israel señalan que los bombarderos atacaron un convoy que viajaba de Siria a Líbano, con el pretexto de que supuestamente Hezbolá y el gobierno de Assad transportaban armamento pesado y probablemente armas químicas, con el objetivo de que Hezbolá las usara.

El ejército sirio respondió a esos informes y emitieron una declaración en el sentido de que "aviones de combate israelíes violaron nuestro espacio aéreo en la madrugada de hoy y llevaron a cabo un ataque directo a un centro de investigación científico encargado de aumentar nuestro nivel de resistencia y autodefensa".

La declaración señala que dicho centro ubicado en Jamraya, al noreste de la capital, Damasco, fue dañado en el ataque junto con un edificio cercano y un estacionamiento. También dice que los terroristas habían intentado tomar las instalaciones en los últimos meses y niega la versión del convoy con armas.

Cabe señalar que Tony Blair se había reunido con Bibi Netanyahu el lunes en la noche de esta misma semana. Blair le dijo a Bibi: "Espero con interés trabajar con ustedes en los asuntos de paz y seguridad". Dado el historial consistente de mentiras de Blair que son utilizadas para empezar guerras en el Oriente Medio, es probable que la historia del convoy y los vínculos implícitos con armas químicas, venga directamente de la fuente imperial.

La agencia de prensa Reuters cita una declaración del viceprimer ministro israelí, Silvan Shalom, quien el domingo pasado dijo que "cualquier señal de que a Siria se le escape el control sobre sus armas químicas" podría desatar una intervención israelí. De hecho, fuentes israelíes habían declarado el martes que las armas convencionales avanzadas de Siria podrían representar una amenaza a Israel similar a sus armas químicas, si caen en las manos de los islamistas o de Hezbolá con sede en Líbano.

En una entrevista este miércoles, Shalom citó la advertencia que Obama hizo al gobierno de Assad de acción estadounidense si sus fuerzas utilizan armas químicas: "El mundo, liderado por el Presidente Obama, quien ha dicho esto más de una vez, está tomando en cuenta todas las posibilidades. Y por supuesto, cualquier suceso que vaya en una dirección negativa sería algo que debe detenerse e impedirse".

El Proyecto Israel afirma que el convoy transportaba avanzados misiles antiaéreos SA-17 "del gobierno de Bashar al-Assad que está cada vez más en peligro de extinción". También cita declaraciones del ex oficial de alto nivel de la Mosad (Agencia de Inteligencia de Israel), el general Amon Sofrin, a quien entrevistan: "En este momento estamos poniendo mucha atención para saber si hay algunos convoyes que salgan de Siria hacia Líbano que transporten sistemas de armas y tal vez otras cosas también, con esto me refiero a armas químicas... Creo que si tenemos una evidencia sólida compartida por nuestros socios de todo el mundo de que se están transportando ojivas químicas de Siria a Líbano para Hezbolá, creo que nadie condenará a Israel por tratar de impedirlo".