Los senadores Brown y Grassley presionan al ... de Obama sobre sus políticas de "demasiado grandes para ir a la cárcel"

2 de febrero de 2013

Los senadores Brown y Grassley presionan al Departamento de Justicia de Obama sobre sus políticas de "demasiado grandes para ir a la cárcel"

2 de febrero de 2013 — "Los megabancos de Wall Street no solamente son demasiado grandes para quebrar sino que se vuelven cada vez más en demasiado grandes para ir a la cárcel" denunció el senador Sherrod Brown (demócrata, Ohio), quien junto con el senador Chuck Grassley (republicano, Iowa) le enviaron una carta al Procurador General Eric Holder, exigiendo una explicación detallada de la manera en que el Departamento de Justicia ha manejado los delitos financieros cometidos durante y después de la debacle financiera.

"Los seis megabancos más grandes de la nación ya gozan de hecho de lo que representan garantías financiadas por los contribuyentes debido a su tamaño, lo que hace mas difícil competir a los bancos regionales y comunitarios" dijo Brown, según se le cita en el comunicado de la oficina de Grassley. "Ahora, estos megabancos pudieran gozar también de cierta impunidad cuando violen las leyes en contra del lavado de dinero o ejecutan ilegalmente las hipotecas en contra de los propietarios. Wall Street tiene que pagar el precio cabal por su mala conducta, no pasarle los costos a los contribuyentes".

Grassley dice: "La mejor disuasión del crimen es meter a los infractores a la cárcel. Eso incluye a esos bancos y corporaciones poderosas. Desafortunadamente, hemos visto muy poca disposición por presentar cargos penales en contra de estos individuos. El público merece una explicación de como le hace el Departamento de Justicia para llegar a estas decisiones".

La carta de los congresistas destaca la declaración de Holder de que se tuvo en cuenta el "impacto sobre los mercados financiero" durante las discusiones para llegar a un arreglo con el UBS por la manipulación fraudulenta de la tasa LIBOR, y también la declaración del subprocurador general, Lanny Breuer en un reciente programa en PBS, defendiendo el hecho de que no presentó cargos en contra de instituciones financieras alegando que esto hubiera podido tener "efectos multiplicadores" en contrapartes y otras instituciones financieras. Breuer aseveró que "recurrimos a expertos fuera del Departamento de Justicia" para saber sobre las posibles consecuencias de cualquier acción del Departamento de Justicia. Una de las cosas que Brown y Grassley están pidiendo en su carta, son los nombres de esos individuos que fueron consultados para tomar las decisiones procesales en el caso de las grandes instituciones financieras.

"No puede haber un conjunto de reglas que se aplicar a Wall Street y otro para el resto de nosotros" concluye la carta Brown-Grassley.