General chino advierte sobre 'trampa' de guerra japonesa-estadounidense

8 de febrero de 2013

7 de febrero de 2013 — En tanto que se intensifican las tensiones entre China y Japón, el periódico South China Morning Post informa sobre los comentarios del prestante general chino Liu Yuan, tomados de un ensayo publicado originalmente en el Global Times de China. Liu escribió que se esta tomando a China como blanco de ataques para detener su desarrollo económico y que "tenemos que resistir los intentos de Estados Unidos y Japón por suprimir el desarrollo de China". Su ensayo describe los últimos 180 años, durante los cuales los esfuerzos de China por desarrollarse se vieron saboteados repetidamente con la guerra. Citan al general Liu: "No debemos ser interrumpidos de nuevo con [guerras] accidentales... lo que temen los estadounidenses y los japoneses es que los alcancemos, es por eso que agotan todos los medios posibles para suprimir el desarrollo de China. No debemos caer en su trampa".

El ensayo del general coincide con el altercado del 30 de enero entre una fragata china y un destructor japonés en el Mar del Sur de China.

Al informar sobre este evento el periódico The Age de Melbourne cita las advertencias dramáticas hechas las semana pasada por el alto oficial militar chino, coronel Miu Mingfu de la Universidad de la Defensa Nacional, quien dijo que los EU estaba actuando como el "tigre global" liderando a Japón, "el lobo asiático" a tratar de herir a China. En lo que se ve como un reflejo de que tan cerca el "pivote asiático" del títere británico Obama ha llevado a la región a una guerra real, el coronel Liu le recordó a los japoneses el arsenal nuclear de China y que si de nuevo Japón se convertía en agresor como en la Segunda Guerra Mundial, China iba a atacar. "El mundo saludará, si Japón recibe tal golpe" concluyó. El coronel Liu también advirtió que Australia no debe de convertirse en "chacal para el tigre ni danzar con el lobo". Como lo reportó el Sydney Morning Herald el 23 de enero, el coronel Liu apuntaló a la agenda estratégica, que el identificó como la "construcción" de una mini-OTAN para contener a China, con Estados Unidos y Japón como su núcleo y Australia parte de la orbita" según el SMH.