Almirante (ret) James Lyons advierte la posible "manipulación" de la inteligencia saudí a John Brennan

21 de febrero de 2013

21 de febrero de 2013 — El almirante retirado James A. Lyons escribió el pasado martes 19 otro artículo en el diario Washington Times sobre la secuela de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2011 (el 9/11 'dos'). Lyons fue comandante de la Flota de EU en el Pacífico (1985-1987) y fue el fundador de la llamada Célula Roja de la Armada, un grupo compuesto por efectivos de los Seales de la Armada, para operaciones especiales contra el terrorismo. En su artículo de hoy, se enfoca principalmente en el discutible papel del candidato a director de la CIA, John Brennan, a quien se ha identificado como una probable pieza de de la inteligencia saudí. (Ver http://www.espanol.larouchepac.com/node/18572)

El ex agente del FBI, John Guandolo, ha dicho que Brennan se convirtió al Islam cuando era Jefe de la estación de la CIA en Arabia Saudita. Por supuesto que su religión no podría ser nunca un problema para su confirmación, pero Lyons señala correctamente que, de ser verdad, "esto no se trata solo de una conversión religiosa sino de un acto político de un servicio de inteligencia extranjero".

"Si se verifica, esto indicaría la susceptibilidad del señor Brennan, conciente o inconciente, a la manipulación de parte de una entidad de inteligencia extranjera. Es interesante que no se haya disparado ninguna alarma de contrainteligencia en el momento en que ocurría esta supuesta conversión. [Brennan fue jefe de la estación de la CIA en Arabia Saudita entre 1996 y 1999] Muy probablemente, eso se debió a que en ese momento los sofisticados objetivos islámicos que promueven el movimiento yihadista mundial de la Hermandad Musulmana no fueron comprendidos por quienes atestiguaron esa conversión".

"Las actividades del señor Brennan como principal asesor del Presidente en contraterrorismo, han estado a la vanguardia en los esfuerzos de la Hermandad Musulmana en Estados Unidos".

"Los antecedentes del señor Brennan de darle poder a la Hermandad Musulmana tanto nacionalmente como en el extranjero ha permitido al enemigo yihadista el acceso a los más altos niveles del gobierno bajo la guisa disimulada de 'contactar socios no violentos'. Por ejemplo, terroristas como Nihad Awad, director ejecutivo del Consejo sobre Relaciones Americanas-Islámicas, a quien se ha vinculado con Hamas; y dirigentes de la Sociedad Islámica de Norteamérica, participantes no indiciados en el proceso judicial sobre la Fundación de la Tierra Sagrada en 2008, que trabajan con personal de seguridad nacional haciendo aportes a las estrategias estadounidenses contra el terrorismo. Eso no es muy reconfortante.

"No se puede negar que la política estadounidense sobre el Islam, las leyes de la Sharia y la Hermandad Musulmana en particular, han sufrido un mar de cambios durante el período en que el señor Brennan ha tenido influencia sobre la seguridad nacional. Ciertamente, no se puede confirmar al señor Brennan hasta que se haya realizado un escrutinio cabal y completo".

(Puede ver el artículo completo en inglés en www.washingtontimes.com/news/2013/feb/19/ the-islamic-cloud-over-brennan-and-hagel/)

El mismo día, la columnista del dirio Washington Times, Diane West, tiene un artículo que se reproduce en varios otros diarios a través de la Newspaper Enterprise Association, titulado "¿Por qué no hay plumas volando en torno al nombramiento de Brennan?" Dice que "esa no es una pregunta retórica". Y explica: "¿Entendemos nosotros estadounidenses lo que sucede cuando un depredador astuto es el custodio de gallinas indefensas? Nuestro estado de desarme psicológico nos hace incapaces de reconocer incluso una amenaza como esa. No puedo pensar en ninguna otra explicación de por qué el país no ha atiborrado la central telefónica del Capitolio con llamadas a los senadores federales para exigirles que no confirmen a John Brennan como el próximo director de la CIA".