"¡Caramba, Ben!" proliferan por todos lados advertencias contra la Emisión Cuantitativa de la Reserva Federal

7 de marzo de 2013

7 de marzo de 2013 — Los nervios traicionan ante la inyección hiperinflacionaria de Ben Bernanke. El miércoles, el presidente del Banco de la Reserva Federal (Fed) de Filadelfia, Charles Plosser se unió a los que elevaron su voz el martes durante la audiencia de la Subcomisión de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes sobre los peligros de la política de "Emisión Cuantitativa para siempre" de la Fed, diciéndole a la Compañía de Desarrollo Económico de Lancaster, Pensilvania que es hora de que la Reserva Federal empiece a eliminar gradualmente sus compras de activos (es decir, que deje de imprimir dinero sin respaldo para comprarle papel tóxico a los bancos, o sea la "EC") de forma tal que hayan concluido para el fin de año, porque la política monetaria presenta riesgos tanto para la estabilidad financiera como de precios, según trascendió en la prensa. Plosser reiteró su posición de que el llamado relajamiento pudiera estar alimentando a la toma de riesgos en exceso.

De igual manera, el comentario de la junta editorial del diario USA Todaydel miércoles sobre el "Alza del Dow Jones con esteroides de la Fed" arremetió en contra de las políticas de Bernanke. La junta editorial usó su acostumbrado formato de opinión a favor y en contra, pero ambos, los a favor y en contra llevaban mensajes similares, que se pueden resumir en "Feliciten a Ben, pero mándenlo a casa; sus burbujas nos están asustando!"

"Está llegando el momento de reducir la euforia de compra de bonos. La compra de bonos de la Fed está presionando los valores al alza artificialmente... El secretito riesgoso de la recuperación es que esta promovida en parte significativa por las políticas de dinero fácil de la Reserva Federal, que tiene que terminar un día" advierten.

La perspectiva opuesta no es muy diferente: las compras de la Fed de los valores hipotecarios y los bonos del Tesoro de EU, "que aparecen bajo el nombre no amenazador de 'emisión cuantitativa (EC)', se justificaban, dados los problemas económicos profundos causados por la crisis financiera. Pero está llegando el momento de reducir la juerga de compra de bonos y prepararse para deshacerse de parte de la cartera masiva de la Fed, que ahora alcanza los $3 billones. Entre más dure esta política, es más probable que termine tristemente... Los ahorradores, en particular las personas mayores que están tratando de vivir del ingreso de sus inversiones, están deseosos de opciones más seguras. Se han visto forzados a entrarle a las acciones en la bolsa de valores, lo cual es una de las razones por las que el mercado de valores ha estado actuando como si estuviera bajo el efectos de esteroides".

Warren Buffett advirtió que los mercados están en el "filo de la navaja"; el presidente de la Reserva Federal de Dallas, Richard Fisher denunció que el mercado es "adicto a la droga" del dinero fácil, nota USA Today. Agrega que "la comparación de Fisher de las políticas de la Fed con las drogas es apropiada. Pudiera ser que a los mercados no les gustara que les quitaran las drogas ahora, cuando la Fed tiene en su cartera $3 billones. Pero los síntomas de abstinencia van a ser mucho más severos cuando la cartera crezca a $4 billones o más. No hay nadie que tenga una idea clara de cómo contempla la Fed deshacerse de esta impresionante suma... Esta es una buena razón para empezar a pensar sobre como ponerle fin al juego más temprano que tarde".