Stockman reitera: es la Glass-Steagall, olvídense de la Dodd-Frank

5 de abril de 2013

5 de abril de 2013 — David Stockman, ex director de la Oficina de Administración y Presupuesto del gobierno de Ronald Reagan, fue entrevistado el miércoles 3 de abril en el programa de Diane Rehm que transmite la red de la Radio Pública Nacional de Estados Unidos (NPR, por siglas en inglés) en donde repitió firmemente su llamado por el restablecimiento de la ley Glass-Steagal, para acabar así con todo tipo de apoyo federal y gubernamental a todo lo que no sea una banca comercial normal. El programa de Diane Rehm es uno de los programas radiales nacionales con mayor audiencia a nivel nacional, con una audiencia calculada en más de millón y medio de personas.

Stockman ha recibido una gran atención en los medios de comunicación en torno a su nuevo libro, The Great Deformation y la está usando en lo que vale para atacar las políticas del presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, por haber colocado a los Estados Unidos en la madre de todas las crisis financieras. En entrevista con el noticiero de la cadena Fox de TV, esta semana, denunció a Bernanke como "el hombre más peligroso que haya ocupado un puesto financiero de alto nivel en toda la historia de los Estados Unidos".

Cuando un radioescucha lo atacó diciendo que su campaña compulsiva por la desregulación cuando era director de presupuesto con Reagan contribuyó a causar la crisis, Stockman protestó diciendo que el nunca abogó por la desregulación del sistema financiero (solo para todo lo demás). "En mi libro, yo doy una lista de héroes sobre políticas" dijo y "número uno es Carter Glass. Sucede que el fue el autor de la Glass-Steagall... Así que yo no estoy de acuerdo en que debemos tener bancos desregulados porque yo no creo que los bancos sean instituciones legítimas del libre mercado. Son concesiones del Estado. Tienen depósitos asegurados. Pueden recurrir a la Reserva Federal (Fed) y pedir prestado dinero barato".

Diane Rehem respondió: "Así que, si se separan las funciones de los bancos, de recibir los depósitos y de hacer este tipo de inversiones, ¿eso ayudaría?

Eso sería la mayúscula, gran ayuda, respondió Stockman. Dijo que una de las recomendaciones sobre política al final de su libro es lo que el llama "súper Glass-Steagall". Con lo cual quiero decir, dijo, (1) los bancos que sobrepasan cierto tamaño simplemente se tienen que dividir; y (2) si cualquier banco quiere recibir depósitos asegurados o tener acceso a la ventanilla de descuento de la Fed, solo puede participar en dar préstamos a los hogares y empresas y en aceptar depósitos. Nada de corretaje. Nada de suscribir títulos valores. Nada de manejo de activos de ningún tipo. Nada de corretaje apalancado. Nada de Ballenas de Londres. Nada del resto de esas cosas.

"Tenemos que mantenernos firmes y hacer eso, en vez de la estupidez de la Dodd-Frank" agregó. Hagamos una reforma bancaria real, o "la crisis siguiente va a ser peor que la crisis que nos espantó la última vez".