La oligarquía financiera quiere el oro de tus dientes

13 de abril de 2013

13 de abril de 2013 — En una reunión informal de los ministros de Finanzas de la zona del euro en Dublín, Irlanda, aprobaron la violación de Chipre. Aunque en las declaraciones escritas oficiales aprobaron un dizque "rescate", en la realidad eso no significa nada, dado que este acuerdo tiene que pasar ahora por varios parlamentos y no va a haber ningún financiamiento sino hasta mediados de mayo, si es que lo hay.

Anteriormente ese día, el vocero del gobierno de Chipre había confirmado todo lo que se informó ayer de que el rescate se aumentaba a 23 mil millones de euros y la posible venta de oro. Culpó de la situación al hecho de que en los últimos meses, ha habido constantes retiros de depósitos de los bancos. La venta de oro no es más que otra forma más de hacerle imposible a Chipre abandonar el euro.

El columnista del Daily Telegraph Ambrose Evans-Pritchard, comentó el 11 de abril sobre el atraco del oro de Chipre, y dijo que la Troika se va a apoderar de lo que sea para salvar al euro. También reconoce que al apoderarse de las reservas de oro de Chipre, le va a volver más difícil salirse de la zona del euro. La misma demanda se le va a hacer a Portugal, quien tiene 382 toneladas, una de las reservas más grandes del mundo, destacó. Y al igual que en caso de Chipre, le van a negar la posibilidad a Portugal de usar el oro como reserva para crear su propia moneda. Cita a Meghan Greene de Maverick Intelligence, quien hace un llamado a Chipre, Portugal, Islandia, España, Italia, y "por sobre todo" a Alemania para que "busquen un divorcio amigable" de la zona del euro.

Al final del día, nadie menos que el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi declaró que está listo para apoderarse del oro para salvar al "sistema". Al hablar desde la reunión informal de ministros de finanzas de la zona del euro del Grupo del Euro en Dublín, declaró que cualquier venta de oro que realice el banco central chipriota tiene que usarse para cubrir las pérdidas en que pueda incurrir de los préstamos de emergencia a los bancos comerciales chipriotas.

Draghi fue más allá y les dijo, "la decisión la va a tomar el banco central" de Chipre. "Sin embargo, lo importante es que lo que se transfiera al presupuesto gubernamental producto de las ganancias de las ventas de oro, deben cubrir primero y principalmente cualquier pérdida potencial que pudiera tener el banco central" debido a su programa de Ayuda de Liquidez de Emergencia (ELA por siglas en inglés), desembolsadas por el Banco Central Europeo (BCE). Esto para evitar que el BCE quiebre.

A una pregunta sobre una carta que le había escrito al presidente chipriota Nicos Anastasiades, Draghi dijo que la carta era "muy, muy clara".

Así que, ahora queda claro que bajo el euro, los gobiernos nacionales no controlan sus propias reservas de oro, sino que lo hacen los bancos centrales. "La independencia de los bancos centrales en la zona del euro está consagrada en el tratado" dijo Draghi. "El BCE va a ver los suceso en Chipre desde este ángulo".

Esta última vuelta a la tuerca enfureció hasta a los neoliberales de Cyprus Mail, quienes acusaron que "probablemente es mucho pedir que el 'gobierno del cambio' sea sincero y le diga a la población a quienes les han robado su dinero, empleos y niveles de vida qué es lo que realmente está pasando, qué tanto dinero se necesita realmente y cómo va a afectar esto sus vidas". El periódico acusa al presidente Anastasiades de sufrir "trastornos delirantes y mentir hasta por los dientes" y dice que "la población quiere escuchar la verdad sobre lo que le está sucediendo a su país ahora, para poder formarse su propia opinión y tomar decisiones sobre su futuro, o en este caso, su falta de futuro".

"Es lo menos que merece la población antes de que se nos llame a hacer cola para que donemos un riñón para recabar efectivo para este pozo sin fin del rescate, porque la población realmente ya no tiene nada más que dar".