La reforma de Obama al programa de Alimentos para la Paz, es el programa de despoblación de Londres

16 de abril de 2013

16 de abril de 20123 — En el plan de presupuesto de Obama para el año fiscal 2014, que dio a conocer la semana pasada, se anuncia que pondrá fin a la política de Alimentos para la Paz de la Ley Pública 480, de larga data, para adoptar una política en conformidad con las exigencias de los intereses financieros con sede en Londres para despoblar al mundo. Agricultores de Estados Unidos, sindicatos de la marina mercante y otras organizaciones familiares con el asunto han denunciado las propuestas de Obama.

En breve, el plan de Obama pondría fin al sistema actual mediante el cual se acopian los productos físicos producidos en EU (cereales íntegros, maíz, productos de soya, frijol, aceites, leche en polvo, etc.) que se van a enviar al extranjero como ayuda alimentaria, a través de compras que hace el Departamento de Agricultura de EU; eso ya no se haría. Además, también eliminaría el requisito de que los embarques de alivio estadounidenses se deben enviar a través de buques con bandera de EU. En vez de esto, los fondos para ayuda alimentaria al exterior ya no se van a tramitar mediante el Departamento de Agricultura, sino a través de la Agencia para el Desarrollo Internacional del Departamento de Estado, la cual se encargará ahora de comprometer dinero en efectivo, no bienes físicos, a las naciones necesitadas de alimentos que ahora reciben esa ayuda.

La racionalización para esto es que se puede enviar el dinero más rápido que los alimentos físicos, para que los receptores compren donde quieran, incluso en los mercados "locales o regionales". Esa es la propaganda que vienen haciendo desde hace años la pandilla de Bill Gates, con el argumento de que eso va a ayudar también a los "pequeños" agricultores de esas pequeñas naciones que luchan por sobrevivir. Al mismo tiempo, dicen estos señores, se les acaba la papita a los "agricultores gordinflones y transportistas" de Estados Unidos. (El problema, para empezar, es que en esos países no existe ningún "mercado local" de alimentos, motivo por el cual esas naciones padecen hambruna).

El plan de Obama también alega que se va a "ahorrar" $500 millones de dólares del actual sistema del Departamento de Agricultura (en el curso de 10 años) porque solo va a tener que dar dinero y no productos alimenticios.

En realidad, esta nueva "reforma" (como le dicen sus promotores) es un decreto para la hambruna y la muerte por inanición de millones y obviamente un golpe a la producción en Estados Unidos. Una séptima parte de la población mundial sufre de la falta de alimentos. Esta mentada reforma de Obama llega en el preciso momento en que la producción mundial de alimentos está cayendo, y por ende la la ayuda alimentaria en el mundo.

En 1993, por ejemplo, se distribuyeron 17.4 millones de toneladas de alimentos de todo tipo como ayuda a nivel mundial, de acuerdo al Programa Mundial de Alimentos. En 2007, con el gobierno de Bush, esa cantidad había caído a solo ¡6 millones de toneladas! En 2011, con Obama, esa cantidad había caído ya a ¡4 millones de toneladas! (y no precisamente porque se ha reducido la hambruna en el mundo). (Se pueden ver aquí los embarques de alimentos por año: www.wfp.org).

Al mismo tiempo, los agricultores de Estados Unidos y de otras partes del mundo enfrentan a una batalla de vida o muerte para tratar de mantener la producción de alimentos. La política de la Organización Mundial del Comercio los ha arruinado, aparte del golpe que sufrió la economía mundial con el estallido financiero.

Agricultores y marinos mercantes

"El recorte al presupuesto de $500 millones en el programa de Alimentos para la Paz es alarmante. La comunidad agrícola siempre ha sido, y lo sigue siendo, el principal proponente de ayuda alimentaria para proteger del hambre en momentos de crisis y para adelantar los esfuerzos humanitarios de Estados Unidos", dijo el vicepresidente de la Unión Nacional de Agricultores para Relaciones Gubernamentales, Chandler Goule, el pasado 10 de abril.

USA Maritime, la asociación sindicatos de marinos mercantes, igualmente denunció el plan de Obama. "Las propuestas del gobierno... serán dañinas para nuestra marina mercante, dañinas para nuestras capacidades de defensa nacional marina, dañinas para nuestros agricultores y molineros y malas para nuestra economía", dijo James I. Henry, presidente de USA Maritime. "Alimentos para la Paz es un punto de orgullo para los 44,000 agricultores, marinos, procesadores y estibadores cuyos trabajos dependen de ese programa... "

En 1954, el Presidente Eisenhower firmó la Ley Pública 480, llamada Ley de Desarrollo y Asistencia de Comercio Agrícola. En 1961, el Presidente Kennedy la rebautizó la PL 480 como "Alimentos para la Paz". Su propósito era proporcionar seguridad tanto para el abastecimiento alimentario en Estados Unidos y para la agricultura, y al mismo tiempo los recursos físicos para satisfacer las necesidades de emergencia en cualquier parte del mundo, así como el apoyo a los agricultores de otras naciones.

Para mediados de los 1970, con la llegada de la economía de casino y de los Kissingerianos al poder, se cambió a una política de "alimentos como arma", con lo que se corrompió el propósito original. Los carteles como Cargill, Bunge, ADM y otros pocos, se apoderaron de los contratos de ayuda alimentaria, y los alimentos producidos en EU se utilizaron para dañar a naciones débiles en donde quiera que las metas imperiales de Londres lo requiriesen.

Ahora la banda de Bill Gates y Obama pretenden reorientar de nuevo esta política para matar a sectores de la población que ellos consideran "comensales inútiles".