Desesperación en el FMI y BCE: hiperinflación, rescates internos y lo que sea!

18 de abril de 2013

18 de abril de 2013 — El Fondo Monetario Internacional (FMI), el gobierno de Obama y los gobiernos del Reino Unido, Francia y España están coordinando planes para echársele encima al presidente del Banco Central Europeo (BCE) Mario Draghi y a los "europeos del norte" en la reunión anual del Banco Mundial y el FMI del 19 al 21 de abril, hasta que acuerden que el BCE también tiene que abrir sus válvulas hiperinflacionarias, según lo que le dijeron fuentes cercanas al Primer Ministro español Mariano Rajoy a Voz Pópuli de España. Se dice que la intención es convertir la reunión en una "olla a presión" sobre Draghi con el mensaje "olvídate de la inflación por un momento... y pisa el acelerador de imprimir dinero como lo están haciendo las demás autoridades monetarias".

Draghi, por su parte, se está enfocando en actuar rápidamente para establecer un "Mecanismo de Reorganización Único" que se encargue de manejar los desplomes bancarios, como la gran solución. En un discurso pronunciado hoy ante estudiantes en Ámsterdam, Draghi dijo que el BCE ha hecho todo lo necesario para "evitar un abrupto desapalancamiento... pánico y ventas de remate", pero insiste en que se tiene que crear la Unión Bancaria Europea, y propone que el "Mecanismo de Supervisión Único" (MSU) para la banca que funciona ahora, se "complemente rápidamente con el Mecanismo de Reorganización Único... para garantizar una toma de decisiones a tiempo e imparcial, particularmente en los casos en donde se requiera una reorganización transfronteriza". Agregó que "un Mecanismo de Reorganización Único es esencial para garantizar que a las decisiones supervisoras de reorganización del MSU le sigan acciones, sin reforzar el vinculo vicioso entre bancos y soberanías".

Draghi no mencionó que el Ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schaeuble, ya frenó en los hechos los proyectos para cualquier acción rápida en ese frente de la unión bancaria el 12 de abril, cuando declaró en la reunión de Ministros de Finanzas Europeos que la unión bancaria va a requerir cambiar el Tratado de Lisboa de la Unión Europea.

Las fuentes de Voz Pópuli en el BCE dijeron que el BCE está estudiando, sin embargo, nuevos mecanismos para rescatar a las instituciones financieras, aceptando garantías colaterales de empresas pequeñas y medianas en quiebra (PYMEs).