Obama suministró mercenarios para matar a Gadafi

19 de abril de 2013

18 de abril de 2013 — A pesar de los insistentes alegatos por parte del gobierno de Obama de que no hubo "botas estadounidenses" en terreno libio cuando se sacó del poder al Presidente libio Muammar Gadafi, en la realidad si hubo mercenarios estadounidenses involucrados en Libia que ayudaron a los rebeldes infestados de terroristas, quienes finalmente mataron a Gadafi. De hecho, en el verano del 2010, meses antes de que se lanzara el ataque en contra de Gadafi, los Emiratos Arabes Unidos (EAU) contrataron a la compañía, Reflex Responses, dirigida por Erik Prince, el multimillonario fundador de la más conocida Blackwater Worldwide, para que aportaran "apoyo operativo, planificación y entrenamiento" de sus fuerzas armadas. Aunque no se dan detalles del proyecto de la compañía de crear un batallón de mercenarios extranjeros para el gobierno de los Emiratos.

En mayo del 2011 surgieron noticias sobre el acuerdo, semanas después de que el príncipe heredero de los EAU, Mohammed bin Zayed Al Nahyan, visitara al presidente Barack Obama en la Casa Blanca. El New York Times publicó en mayo del 2011, una declaración por escrito de un general de alta graduación de los Emiratos, general Juma Ali Khalaf al-Hamiri, hecha pública por la agencia de noticias oficial de los EAU, diciendo que el país había dependido ampliamente de contratistas extranjeros para mejorar sus fuerzas armadas, y que todo el trabajo con los contratistas se ajustaba al derecho internacional y las convenciones pertinentes. La declaración no hace mención de los cientos de colombianos, sudafricanos y otras tropas extranjeras que se entrenaban en una base militar de los Emiratos. La declaración no menciona por nombre a Erik Prince.

Sin embargo, según el New York Times, en el verano del 2010, se trasladaron tropas de Colombia, Sudáfrica y otros países al campo de entrenamiento de los EAU. Ahí fueron entrenadas por personal militar retirado de Estados Unidos y ex miembros de unidades de operaciones especiales de Alemania y de la Legión Extranjera de Francia.

En noviembre del 2011, semanas antes de que Gadafi fuera asesinado, el periodista de Le Figaro, Georges Malbrunot destacó que por lo menos 5,000 soldados qataríes activos en la guerra en Libia, en realidad no eran qataríes sino que pertenecían a la compañía contratista de seguridad privada Xe (anteriormente Blackwater). Estas tropas, incluían mercenarios y militares de EU, Reino Unido, Francia, Australia, Nepal, Jordania y Kasajastán. Fueron enviados de Qatar a Túnez y Egipto. El ejército tunecino les ayudó a entrar en territorio libio.

Según un correo electrónico filtrado de la firma de inteligencia privada Stratfor, reportado en Al Akhbar en inglés con sede en Líbano, Jamie F. Smith, ex director de Blackwater, facilitó información sobre los misiles tierra-aire perdidos y supuestamente tomó parte en el asesinato de Muammar Gadafi en la población de Sirte.

De hecho, el libro Benghazi: The Definitive Report de SOFREP. Inc., informa lo siguiente:

"Un video en donde se muestra el cuerpo de Gadafi arrastrado y sodomizado con una bayoneta tiene voces al fondo, voces que hablan en español con acento colombiano. ¿Pudieron estos colombianos fuera de lugar, haber estado trabajando para Reflexive Responses de los EAU? Fundada por Erik Prince —famoso por Blackwater— Reflexive Responses fue creada a solicitud de uno de los príncipes de los EAU. Con un núcleo central consistente de veteranos SAS neozelandeses y sudafricanos que funciona como una fuerza antiterrorismo, se sabe que el grupo principal de la Compañía Militar Privada consiste de veteranos militares colombianos".