Los mercenarios que tienen la bendición de Obama, ligados a los terroristas de Siria

19 de abril de 2013

19 de abril de 2013 — Un importante grupo mercenario estadounidense, Blackwater (aka Reflex Responses, aka Xena, aka Xe Services, aka Academi), tiene un papel importante en la ayuda a los terroristas que operan en Siria. Blackwater obtuvo su base de 800 hombres en los Emiratos Árabes Unidos (EAU) en el 2010 con la aprobación del presidente Obama. Kateri Carmola, profesora de la Universidad Middlebury de Vermont, quien investiga el uso de compañías de seguridad privadas, le dijo al New York Times el año pasado que era común que países empleara contratistas para dar entrenamiento militar, pero que parecía que Reflex Responses tenía objetivos más ambiciosos tanto en los EAU como en otros lugares."No hay ningún precedente legal real para una compañía como esta, en donde los EAU se utilizarían como plataforma de lanzamiento para una amplia variedad de misiones, y potencialmente para una amplia variedad de clientes" dijo.

Lo que ella dijo entonces, es ahora una realidad. En noviembre del 2012, Franklin Lamb, escribió en Counterpunch que les estaban llegando armas proporcionadas desde el exterior a los rebeldes sirios, por aire, mar y principalmente por tierra desde Irak, Turquía, Líbano, Arabia Saudita, Qatar, Jordania y la Palestina ocupada. Lamb dijo que"se espera que aumente el flujo de armas extranjeras con el arribo reciente de mercenarios de Blackwater al sur de Turquía y a lo largo de la frontera norte de Siria".

El 7 de marzo del 2012, el experto sirio en asuntos estratégicos, Salim Harba, le dijo al sitio electrónico con sede en Líbano Al-Manar, que se había establecido en Qatar una oficina coordinadora bajo el patrocinio estadounidense y de los países del Golfo. La oficina incluía agentes de inteligencia estadounidense, francesa y del Golfo, específicamente de Qatar y Arabia Saudita, así como también agentes de la CIA, la Mossad y de Blackwater y de miembros del Consejo de Transición Sirio.

El ex vocero del Departamente de Estado Mark Tonerhad, destacó en el New York Times de mayo del 2011 que Blackwater (que se cambió el nombre a Servicios Xe), pagó $42 millones de dólares en multas en el 2010 por entrenar tropas extranjeras en Jordania y otros países en el transcurso de varios años.